Parece una contradicción pero no lo es. El avance de las nuevas tecnologías y el acceso universal y global a millones y millones de fuentes de información a través de internet o el uso masivo de ordenadores, móviles, tables y aplicaciones de mensajería para comunicarnos día a día no ha mejorado el nivel de ortografía de las nuevas generaciones. Todo lo contrario. La confusión entre "a ver" y "haber", el olvido de tildes y signos de puntuación, el intercambio de letras que suenan igual y la abreviatura de palabras, a imagen y semejanza de los mensajes instantáneos de texto, son algunas de las diez faltas de ortografía más frecuentes que ha detectado Cuadernos Rubio.

Esta editorial valenciana, con 65 años de historia como referente en el repaso lingüístico y matemático a través de sus cuadernillos didácticos, ha hecho público este martes el decálogo de faltas ortográficas con que más se enfrentan sus expertos y pedagogos.

El hecho de que "Olaaa, k tal?”, “te hecho de menos” o “asta luego, bss” sean mensajes cada vez más comunes en las redes sociales y grupos de mensajería instantánea han llevado a Cuadernos Rubio a radiografiar los errores ortográficos y gramaticales más comunes entre los "nativos digitales".

Influencia del autocorrector y las abreviaturas orales

"Muchos de ellos, al no estar tan familiarizados con la escritura a mano, se guían por el código oral, escriben tal y como suenan las palabras. Si a ello le sumamos la inmediatez de la escritura en redes sociales y el uso del autocorrector en los dispositivos digitales, nos encontramos con niños y jóvenes con un dominio menor de las reglas ortográficas", advierten desde la editorial.

Los diez errores ortográficos y gramaticales más habituales

  • 1.- Confusión entre ‘a ver’ y ‘haber’.
  • 2.- Uso incorrecto de la ‘h’.
  • 3.- Intercambiar las letras ‘b’ y ‘v’.
  • 4.- Abreviaturas incorrectas. Las más frecuentes son usar ‘q’ en lugar de ‘que’, ‘tmb’ para sustituir a ‘también’ y ‘sq’ remplazando ‘es que’.
  • 5.- Mal uso de la ‘g’ y la ‘j’.
  • 6.- Imperativos mal conjugados.
  • 7.- Mal uso del por qué, porque y porqué, que todavía puede agravarse más al abreviar la palabra a un ‘xq’.
  • 8.- Ignorar los signos de puntuación, tanto los de interrogación o exclamación al principio de la frase como los puntos, comas, paréntesis o comillas.
  • 9.- Tildes olvidadas.
  • 10.- Escribir nombres propios en minúscula.