Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevos derechos

Pacto de Estado y la 'ley trans': las reivindicaciones LGTBI ante el Orgullo 2022

El colectivo reclama endurecer el Código Penal y dar más formación para disminuir los delitos de odio, que crecen a un ritmo de un 9% anual

Manifestación del Orgullo LGTBI en 2019 en Barcelona, bajo el lema: ’¡Somos familia siempre!’. Joan Cortadellas

Tras dos años marcados por la pandemia y las restricciones sociales, el colectivo LGTBI+ prevé volver a llenar las calles de banderas arcoíris y reivindicaciones con motivo del Día Internacional del Orgullo, que se celebra el 28 de junio. En Barcelona la manifestación principal tendrá lugar este sábado con la petición principal de la visibilidad de las lesbianas. Mientras, en Madrid se ha retrasado al 9 de julio para que no coincida con la cumbre de la OTAN. En cualquier caso, son días cargados de actos en busca de igualdad, diversidad, inclusión y libertad porque aunque en el último año ha habido avances, todavía son muchos los lastres y discriminaciones que atenazan al colectivo.

Trabajar para erradicar la violencia hacia el colectivo LGTBI+, la modificación legal para prohibir las terapias de reconversión y el reconocimiento oficial para colocar banderas LGTBI+ en los edificios públicos serán las principales reivindicaciones de las manifestaciones en toda Cataluña, explica Eugeni Rodríguez, presidente del Observatorio contra la homofobia.

La Federación Estatal LGTBI+ considera que la pandemia ha dejado tras de sí más "invisibilidad" hacia las personas lesbianas, gais, trans, bisexuales, intersexuales y demás, a la par que se han incrementado los delitos de odio que sufren. Las estadísticas del Ministerio del Interior indican que las agresiones por motivos de orientación sexual e identidad de género son las terceras más numerosas entre los delitos de odio, por detrás de los de ideología y racismo. Desde que en 2014 comenzaron a contabilizarse en España, no han parado de crecer a un ritmo de un 9% anual, y eso las agresiones que se conocen, porque el problema radica en las que no se denuncian. Un estudio realizado por Interior en 2021 revela que el 89% de los encuestados que han sido víctimas de delitos de odio no los ha denunciado.

La repulsa se manifiesta sobre todo en las redes sociales, bajo el paraguas del anonimato. Según los últimos datos de Oberaxe, el Observatorio Español de Racismo y Xenofobia, de marzo y abril de 2022, el número de contenidos con mensajes de odio identificados y comunicados a las plataformas Facebook, Twitter, YouTube, Instagram y TikTok fue de 494, lo que supone un aumento del 27% con respecto al boletín bimensual anterior.

Los cambios

Detrás de este aumento, según la presidenta de la Federación Estatal, Uge Sangil, se encuentra "el discurso de la ultraderecha, que cada día resuena más" a la par que Vox va consiguiendo conquistar más cotas de poder central y territorial. Para frenar los delitos de odio, el movimiento reclama endurecer el Código Penal con el fin de acabar con la "impunidad" y dar más formación tanto a las personas LGTBI+ como a las fuerzas de seguridad, para que haya un incremento de las denuncias y la policía sepa darles respuesta.

Asimismo, la comunidad ansía la aprobación de la ley estatal LGTBI, más conocida como 'ley trans', que contempla nuevos derechos, sanciones antidiscriminación y sobre todo reconoce la autodeterminación de género a las personas trans, que podrán cambiar su sexo en el DNI y el Registro Civil con su mera petición, sin demostrar dos años de hormonación y contar con un aval médico.

La norma será previsiblemente aprobada el lunes en el Consejo de Ministros para su remisión a las Cortes, donde el colectivo va a pelear por la introducción de enmiendas que reconozcan los nuevos derechos a todos los inmigrantes, sin tener en cuenta su situación administrativa. y que los menores de 12 años puedan cambiar de sexo si demuestran madurez y reafirmación en el tiempo, tal como ha marcado una sentencia del Constitucional.

No binarias

Al mismo tiempo, pedirá que se reconozcan derechos a las personas no binarias, (aquellas que no se identifican con el género masculino o femenino), si este aspecto no se ha introducido ya en el proyecto de ley que aprobará el Gobierno.

Además, la Federación Estatal LGTBI+ está trabajando con otras organizaciones y sindicatos en busca de un pacto social y político que defienda al colectivo, similar al pacto de Estado contra la violencia machista que se fraguó hace cinco años y que ha sido recientemente ratificado, sin el apoyo de Vox. En torno al mes de septiembre se prevé que esté listo el pacto social para luego dar traslado del mismo a los partidos políticos.

Reproducción asistida

La rúbrica del acuerdo puede culminar un año marcado por la negociación de la ley trans, que enfrentó al PSOE y Podemos y que se desencalló hace justo 12 meses ante la amenaza del colectivo LGTBI de no invitar a los socialistas a la manifestación central si no permitían la libre autodeterminación de género, así como por la inclusión el pasado noviembre de las técnicas de reproducción asistida para bisexuales, lesbianas y trans con capacidad de gestar en el Sistema Nacional de Salud.

Compartir el artículo

stats