Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Construcción

El parque público que Sandra Ortega regala a un pueblo gallego

Renuncia a construir 88 viviendas y financiará la adecuación de una zona verde de 20.000 metros con áreas para niños, deporte y espectáculos | Cuidará el medio ambiente y la sostenibilidad

La directora de Trébore Jardinería y el alcalde, ayer, en la presentación del proyecto del parque.

Sandra Ortega regala un nuevo parque público a Oleiros (Galicia). La empresaria y vecina del municipio ha renunciado a construir las 88 viviendas permitidas en los 20.000 metros cuadrados que posee en Dorneda, cerca de Santa Cruz, para dedicarlos a una gran área verde. La ejecución de los trabajos comenzará “el día 1 o 2” de julio y se prevé que el recinto pueda abrir al público en febrero 2023, después de plantar en otoño las especies que requieren esperar a esa época, explicaron ayer el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, y la directora de una de las empresas que participaron en la redacción del proyecto y el diseño del parque, Trébore Jardinería, Conchi Pérez.

La ejecución costará unos 800.000 euros, que asumirá Sandra Ortega, aunque el presupuesto todavía no está cerrado, apuntó Pérez. El mantenimiento recaerá a largo plazo en el Ayuntamiento de Oleiros, aunque Ortega baraja hacerse cargo en los primeros años.

El parque se ubicará cerca de la playa de Naval, entre las calles Rúa do Mar y Rúa da Poza, y buscará respetar el medio ambiente, la sostenibilidad y la biodiversidad. De hecho, el Grupo Naturalista Hábitat fue uno de los integrantes del equipo que lo diseñó, que configuraron también Orza Paisajismo —empresa de arquitectura del paisaje de Santiago de Compostela—, Trébore Jardinería y técnicos del Concello de Oleiros.

El recinto buscará servir de refugio a aves y sus nidos y favorecer la cría de anfibios y de especies como luciérnagas, “que ya casi no se ven”, señaló Pérez. El parque pretende acoger “todos los usos posibles” para los vecinos, afirmó: contará con espacios para niños y para mayores, zonas para practicar deporte y un área habilitada para espectáculos.

Para favorecer la conectividad con el núcleo urbano, se crearán senderos de tres metros de ancho. El parque tendrá zona para aparcar bicis, aunque no carril ciclista.

El proyecto respetará las especies vegetales existentes, como laureles y nogales, e incluirá labores de control y erradicación de las invasoras presentes en la zona, entre ellas, falsas acacias, detalló Pérez. Respetará también la orografía del terreno y las pendientes, que se han tenido en cuenta para la recogida de aguas pluviales. Además, se pretende que las especies arbóreas escogidas resulten atractivas para la polinización de insectos.

En coherencia con la apuesta por la sostenibilidad, se evitará un sistema de riego automático con aspersores. Además, las siegas se realizarán con máquinas que permitan recuperar la materia vegetal.

“Es un regalo para todos los ciudadanos de Oleiros”, celebró el alcalde, quien aseguró que “era impensable” que se pudiese renunciar al beneficio de construir 88 viviendas para destinar el suelo a un parque público. “Esto solo puede ocurrir con personas como Sandra Ortega”, afirmó, y aseguró que la empresaria se “integró” desde el principio en el municipio y sus hijos “fueron a colegios públicos de Oleiros”. Recordó que su madre, Rosalía Mera, también cedió al Concello un terreno cerca del destinado al parque y que la Fundación Amancio Ortega, de su padre, financió la rehabilitación de las caballerizas del Pazo de Lóngora, hoy transformadas en una biblioteca ambiental.

Compartir el artículo

stats