Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

El Gobierno no cede y afirma que recurrir a más trasvases ya no se sostiene en España

Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambinte dice que “existe una especie de ficción que lleva a pensar que la situación puede resolverse con más embalses y trasvases"

Jornaleros agrícolas trabajando la pasada primavera junto a las tuberías del Tajo-Segura. Tony Sevilla

El Ministerio para la Transición Ecológica no cede. El secretario de estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, número dos del Ministerio tras la vicepresidenta Teresa Ribera, ha vuelto a reafirmar que la política de trasvases y embalses ya no es posible. Considera una “especie de ficción” que la situación puede resolverse con más embalses y trasvases" por "una imagen falsa" de que España tiene agua pero está mal repartida. "No es cierto. Ninguna cuenca se libra del estrés. Tener más embalses serviría para tener más embalses vacíos y recurrir a más trasvases hoy ya no se sostiene. No se puede trasvasar agua de donde no hay a donde hay menos", según declaraciones recogidas por Europa Press. Morán ha hecho estas declaraciones justo cuando el Ministerio debe afrontar el trasvase del Tajo de agosto: hasta 20 hm³.

Las declaraciones de Hugo Morán se producen justo en el momento en el que el Ministerio para la Transición Ecológica debe ultimando la revisión de los planes hidrológicos de cuenca del Segura y el Tajo desde el punto de vista técnico antes de llevarlos al Consejo de Ministros, tal como se comprometió la ministra Teresa Ribera con los regantes en mayo tras la concentración en Alicante para pedir al Gobierno que no haya recorte del Tajo-Segura. Documentos diametralmente opuestos en sus contenidos en lo que se refiere. Mientras la Confederación del Segura ha pedido que todo siga igual, alertando del desastre económico que puede provocar el recorte del trasvase, la del Tajo tiene decidido, apoyada por el gobierno de Castilla-La Mancha y el propio Ministerio, aumentar el caudal ecológico del río que cede aguas provocando un descenso de los envíos de 105 hm³ al año.

Hugo Morán, alerta de que la situación de déficit hídrico es "la más grave en los últimos 15 años en España", especialmente en el Guadiana y el Guadalquivir, pero, de momento, el suministro de agua de consumo urbano está "garantizado".   Así lo asegura Morán en la entrevista con Europa Press, en la que advierte de que la situación es "complicada", de modo que las confederaciones hidrográficas han empezado a restringir el agua para regadío para "prevenir situaciones de escasez de recurso" después de las bajas precipitaciones de los dos últimos años hidrológicos.

"Si el próximo año hidrológico no recupera la normalidad, la situación solo va a ir agravándose, así que las medidas de contención y restricción irán creciendo"

decoration

  "Si el próximo año hidrológico no recupera la normalidad, la situación solo va a ir agravándose, así que las medidas de contención y restricción irán creciendo", ha advertido el secretario de Estado.   No obstante, ve "complicado" aplicar medidas dado que hay una "especie de ficción" que lleva a pensar que la situación puede resolverse con más embalses y trasvases", por "una imagen falsa" de que España tiene agua pero está mal repartida. 

 Hugo Morán subraya que "no es cierto, ninguna cuenca se libra del estrés. Tener más embalses serviría para tener más embalses vacíos y recurrir a más trasvases hoy ya no se sostiene. No se puede trasvasar agua de donde no hay a donde hay menos", ha apostillado.   En el futuro, pronostica que el estrés hídrico seguirá creciendo y que de aquí a los próximos 15 años España reducirá sus recursos hídricos de un 25% a un 40%, lo que obliga a "tomar decisiones de planificación de forma diferente" y reducir la demanda.  

Por ello, justifica que la planificación hidrológica que se aprobará antes de final de año "por primera vez en la historia" reduce el volumen de dotaciones entre unos 1.300 hm3 y 1.400 hectómetros cúbicos, lo que obligará a poner en marcha actuaciones de gestión en ahorro y eficiencia, por ejemplo, en el ciclo urbano del agua que tiene "un gran problema" de pérdida de recurso en las redes que están "envejecidas" ,

 En ese sentido, ha defendido que el PERTE de la digitalización del agua, que destinará 3.000 millones de inversión al ciclo urbano, agrario e industrial será una de las medidas "más importantes" para lograr un sistema de agua "robusto".

Al mismo tiempo, avisa a los ciudadanos de que tendrán que pagar "un precio real del agua que consume" para que los ciudadanos sean "conscientes" del valor y el precio del recurso.  "Hay que intentar hacer entender el valor del recurso a través del precio", justifica Morán, que indica que eso no significa necesariamente un incremento en la factura sino un aumento relativo, dado que afirma que en la actualidad los ciudadanos pagan el precio del agua que consume, pero no el precio de la que pierden. "Hay que implantar un consumo responsable que en muchos casos no se da", ha señalado.

Satisfacción castellano-manchega

Por otro lado, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha hecho una valoración del primer año en vigor de la nueva normativa que regula el trasvase Tajo-Segura al afirmar que los embalses de cabecera están "mucho mejor" de lo que podrían estar con el memorándum del Tajo.

La portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha reiterado en rueda de prensa que la valoración es positiva desde el puno de vista de lo que habría podido pasar pero no tanto desde el punto de vista de la situación hídrica "complicada" que hay en este momento.

Por su parte, el presidente del grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha indicado, cuando se cumple un año de la aprobación por parte del Gobierno de España de la modificación de las reglas del trasvase Tajo-Segura, que "podemos sentirnos satisfechos de que el agua trasvasada ha sido menor" y "de que no se han cumplido las exigencias de la comunidad de regantes del Levante, que siempre van a más, a más y a más".

A preguntas de los medios en una rueda de prensa, ha afirmado que "lo que sí que se está poniendo en claro es que el agua tiene unos límites, y esos límites los estamos comprobando", ya que "estamos viendo la necesidad de seguir manteniendo más agua en los pantanos de cabecera, la necesidad de tener agua para abastecimiento humano y, desde luego, con la sequía que está cayendo no estamos como para dar satisfacción a quienes sí tienen alternativa de riego", ha informado el PSOE en nota de prensa.

Compartir el artículo

stats