Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incidente

"Nos piden cosas cada vez más grandes": la explosión de Girona cuestiona la ciencia espectáculo

El accidente en la 'Nit de la Recerca' pone en cuestión los protocolos de seguridad y reabre el debate sobre si el 'show' contribuye a la divulgación o es un mero entretenimiento

Un momento del experimento en Girona.

La explosión durante una demostración de divulgación científica en Girona no es el resultado de la improvisación. Las fuentes consultadas insisten en que Dani Jiménez suele trabajar a conciencia. Además, no recuerdan ningún otro accidente mayor en las ferias científicas de las últimas décadas. El suceso de Girona, investigado por los Mossos, ya ha recibido una primera denuncia.

No obstante, el acontecimiento ha reabierto un antiguo debate: ¿merece la pena una divulgación científica tan espectacular? El paradigma de la ciencia-espectáculo es 'El Hormiguero', programa en el cual el propio Jiménez participó, además de otros como 'Dinàmiks', que dirige en el Canal Super 3.

"Después del ‘wow’ viene el ‘how’ [cómo]": así resume la ciencia-espectáculo el físico y divulgador británico Roy Lowry. "Estos experimentos abren las mentes jóvenes a la posibilidad de la ciencia", explica.

En esto, Jiménez es un pionero. "Dani ha llevado la divulgación a otro nivel y tenemos que agradecérselo", afirma Pep Duran, químico y divulgador de la Universitat de Girona, organizadora del evento donde se produjo el incidente.

Una demostración como la que falló en Girona "enseña sobre la presión, sobre el paso de líquido a gas y sobre qué es el nitrógeno líquido", observa Laura Hernández, divulgadora del Institut Català d’Investigacions Químiques (ICIQ) de Girona.

Emocionar y explicar

"Estos experimentos abren las mentes jóvenes a la posibilidad de la ciencia", afirma el divulgador británico Roy Lowry

decoration

"Lo primero es emocionar, pero si no va seguido por una explicación ya no es divulgación", apunta Claudi Mans, químico y divulgador de la Universitat de Barcelona. "Sin embargo, hay un mercado, una demanda, que pide hacer cosas cada vez más grandes", observa.

Con ello coincide Marc Boada, divulgador que también hace demostraciones. "A mí me han pedido a menudo que hiciera cosas espectaculares. Pero yo no quiero ser un 'showman'. La divulgación puede ser espectacular. Pero buscar la espectacularidad y el entretenimiento a toda costa no es divulgación y comporta riesgos", afirma.

"Este tipo de actividades despierta cierto interés, pero suelen ser confusas y no transmiten demasiados conocimientos. Las actividades son más ricas si son participativas: si permiten generar preguntas nuevas, seguir un interés particular, entender un procedimiento, frustrarse, disfrutar de que algo salga…", afirma Marcos Pérez, director técnico de la Casa de las Ciencias de A Coruña. 

Sin efectos

"No creo que el problema sea la peligrosidad, sino que se comunica una imagen errónea de la tarea científica, que no es ni individual, ni rápida, ni funciona a la primera, ni tiene por que ser espectacular", afirma Digna Couso, profesora de Didáctica en la Universitat Autònoma de Barcelona. "Estos espectáculos no suelen tener efectos reales en la elección de estudios, que están más influidos por variables socioeconómicas", añade.

"El accidente nos ha puesto en alerta: en la próxima feria de ciencia habrá una conversación más profunda sobre las medidas de seguridad", afirma Marcos Pérez

decoration

"Demostraciones de ese tipo no contribuyen a aprender, por lo general. Para aprender, necesitas conectar conocimientos. Las emociones fuertes no contribuyen a reflexionar, si no que te sitúan en un estado de excitación", observa Héctor Ruiz, director de la International Science Teaching Foundation. "La curiosidad que generan es muy frágil; es cuestionable que provoquen que vayas a querer saber qué ha pasado. Y finalmente vas a recordar el acontecimiento, no el concepto científico que hay detrás", añade.

Al margen del debate, pocos creen que el accidente de Girona no deje huella. "Nos ha puesto sobre alerta. En nuestra próxima feria de ciencia habrá una conversación mucho más profunda sobre las medidas de seguridad", concluye Pérez.

Compartir el artículo

stats