Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Alejandro Tiana, exsecretario de Estado de Educación: "En España se lleva pasando de curso con materias pendientes desde el siglo XIX"

Fue uno de los ‘padres’ de la LOE (2006) y ha tenido un papel fundamental en el desarrollo de la LOMLOE

Alejandro Tiana, ayer en las jornadas de ANPE. LORENZO CORDERO

Cerró en mayo su etapa como secretario de Estado de Educación, cargo que Alejandro Tiana ha ostentado en dos etapas: de 2004 a 2008, con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, y de 2018 a 2022, hasta que fue destituido por la Ministra de Educación Pilar Alegría. Fue uno de los ‘padres’ de la LOE (2006) y ha tenido un papel fundamental en el desarrollo de la LOMLOE. Y ahora, ya desde la universidad, sigue muy implicado en temas educativos. Dice que no sabe hacer otra cosa. Este sábado estuvo en Cáceres en las jornadas ‘Nuevos tiempos, nuevos retos para los docentes’, organizadas por ANPE, para debatir sobre eso de lo que tanto sabe: la educación y sus nuevas leyes.

¿Cuáles son esos retos a los que se enfrenta la educación?

Hay que seguir mejorando en el abandono escolar temprano, superar la cultura de la repetición y potenciar la baja autonomía de los centros educativos. Estas dos últimas cosas influyen en ese abandono escolar temprano.

¿Cómo habrían de organizarse las escuelas para reducir ese abandono escolar?

Nuestro sistema, aunque está descentralizado, no tiene transferencia de responsabilidad a los centros educativos. Pero lo que los centros nos dicen es que, en un sistema cada vez más complejo, es verdad que hace falta un marco común pero también un margen para desarrollarlo. La nueva ley (la LOMLOE) atribuye a los centros un cierto grado, el problema es que dice que las comunidades autónomas dejarán una cierta autonomía para ese desarrollo curricular y hay algunas que lo han desarrollado más y otras lo han cerrado.

Pero ¿en qué consiste esa autonomía curricular?

No todos los centros tienen un mismo alumnado y conviven en las mismas condiciones, por eso es necesario irlo adaptando. Puede haber centros donde haya grupos de estudiantes con más dificultades para el aprendizaje y que necesiten más refuerzo. Otros que tengan grupos de alumnos que tengan buenas capacidades y lo que hay que hacer es darle oportunidades para que sigan enriqueciendo su formación. O hay centros que viven en determinados entornos con determinadas problemáticas y quieren dedicar alguna parte de su tiempo a trabajar sobre ellas.

El problema es que luego tenemos una prueba de acceso a la universidad que es común...

No podemos olvidar que los que llegan a la universidad, aun siendo muchos, no llegan al 40% pero un 60% no llega a la universidad y, sin embargo, tiene que tener una buena formación. No se puede pensar en el conjunto del sistema solamente por la prueba de acceso a la universidad, por importante que sea; hay que pensar en otras cosas como, por ejemplo, cómo facilitamos que esos alumnos que no consiguen titular en la ESO puedan tener la posibilidad de seguir formándose. Tenemos que pensar que la educación no solo es para que los mejores lleguen a la universidad, que también, sino para que todos lleguen en buenas condiciones a lo que cada uno le vaya deparando su vida y sus elecciones.

La Formación Profesional (FP) es el nivel que más está subiendo en los últimos años, mientras disminuyen los alumnos de Infantil y Primaria por la baja natalidad. ¿Qué retos tiene?

Los sistemas educativos tienen que preocuparse mucho por los alumnos de Secundaria pero también es importante preocuparse porque los alumnos de Primaria adquieran las capacidades de lectoescritura, porque es lo que les permite seguir aprendiendo. Pero aparte de eso, sí, la FP tiene un momento muy favorable. Aunque es verdad que en España sigue habiendo menos alumnos que en Europa, por el abandono escolar temprano. Los alumnos que terminan la ESO y van al Bachillerato son, en proporción, los mismos que en otros países europeos, pero en cambio los que van a la FP son casi la mitad, porque la otra mitad en España es la que deja de estudiar. Por eso la FP necesita una imagen más atractiva. Eso se está ya consiguiendo porque se ve que los titulados de FP tienen unas buenas perspectivas laborales y porque la formación especializada empieza a no ser vista como algo del que no sabe hacer otra cosa. E incluso porque hay campos tradicionales que han despertado un interés mayor, como la restauración o la dependencia.

«En España se repite 3 veces más que la media. La repetición no funciona, Europa lleva años diciéndolo. Hay que fijar el debate en cómo conseguir que aprendan los alumnos sin necesidad de repetir»

decoration

Hablaba de la importancia de la Educación Infantil y Primaria. En Extremadura existe un conflicto porque los interinos de Primaria denuncian que se contrata a maestros especialistas para que ejerzan de tutores.

¿Puede hacerse esto?

La Primaria es una etapa en la que tiene un gran valor el principio de globalización. A diferencia de la Secundaria, donde el peso de la especialización del profesorado es mayor, en Primaria tiende a ser más global. El profesor que hace unos estudios de Magisterio, al margen de que sean de carácter general o especializados, es un profesor de Primaria y debiera tener una formación general para tratar al alumnado de Primaria. Por eso, el que un profesor especializado pueda hacer tareas de tutoría, no lo veo mal porque forma parte de su formación. Otra cosa sería que un profesor especializado en una materia no puede casi darla porque tiene que hacer otras muchas cosas generales.

Los maestros siguen pidiendo que se bajen las ratios para conseguir mejores resultados en los alumnos, ¿es necesario?

Los sistemas educativos en los países desarrollados tienen unas ratios bastante parecidas, no es uno de los problemas graves de España. Pero a lo que sí se debería prestar atención es a cuáles deben ser las ratios para atender a la diversidad. Una reducción generalizada, sin otro criterio, no nos ayudaría a mejorar la situación educativa. Hace unos años en Francia se aconsejó rebajar la ratio en los primeros cursos de Primaria para que adquirieran bien las capacidades de lectoescritura; por eso en los primeros cursos de Primaria tiene más efecto que en los superiores.

«Los profesores que empiezan tengan un apoyo o una mentoría para poder construir su identidad profesional»

decoration

Uno de los principales debates que ha generado la LOMLOE ha sido la evaluación, que permite promocionar con asignaturas pendientes…

Eso de que se pueda pasar de curso sin tener todas las asignaturas aprobadas pasa en España desde el siglo XIX, ya lo dejaba bastante claro la ley de 1970. Ahora mismo, antes de aplicarse esta nueva ley, los alumnos estaban pasando de curso en determinados casos sin tener todas las asignaturas aprobadas. No se ha pedido nunca tener todas las asignaturas aprobadas, hay alumnos que han obtenido el título de la ESO con materias pendientes con la ley Wert. El problema de la repetición es que, si un alumno tiene diez materias, ha aprobado seis y ha suspendido cuatro, le vamos a hacer que vuelva a hacer los mismo en las diez; eso no tiene mucho sentido. Es como si tienes un problema médico, no funciona y, en lugar de ver qué ocurre, te dicen: «tome usted mucho más antibiótico otra vez». La repetición se toma como un modo de solución de las dificultades y no lo es.

¿Por qué no cree en ella?

Los alumnos que repiten son los que tienen muchas más probabilidades de abandonar los estudios. Y, muy mayoritariamente, son de clase socioeconómica más baja. Luego aquí no hay un problema individual del alumno, sino es un problema del sistema que tenemos que cambiar. España repite once veces más que Inglaterra con unos resultados en Pisa similares. Eso no tiene sentido. En España, el 29% de los alumnos que hacen el estudio de Pisa ha repetido alguna vez, cuando la media de la OCDE está por debajo del 10%; repetimos tres veces más que la media. Hay que fijar el debate en cómo conseguir que aprendan los alumnos sin necesidad de repetir, reforzar las materias en las que tiene problemas, por ejemplo.

Ha sido uno de los ‘padres’ de la LOMLOE, también tuvo un papel activo en la redacción de la Loe. ¿Por qué se cambian tanto las leyes de educación?

Porque cambia mucho la sociedad, la historia, la vida,… En los currículos hay cosas a las que ahora mismo les damos importancia y que hace diez años no la tenían, como por ejemplo la agenda 2030 o la sostenibilidad. También porque la educación es un ámbito en el que reflejamos nuestra concepción de la vida, por eso es muy fácil que entremos en debates ideológicos y políticos. Pero la estructura del sistema no ha cambiado, solo lo hizo con la ley del 70 con la EGB y luego en el 90 con la ESO.

Con la LOMLOE se ha modificado la promoción de los alumnos pero la evaluación de los docentes sigue siendo la misma…

La ley remite a una revisión de la profesión docente. Hay aspectos que se refieren a la formación y al acceso de la misma. Se propone que los modos de selección tengan más que ver con el trabajo que hace el docente y que los profesores que empiezan tengan un apoyo o una mentoría para poder construir su identidad profesional. 

Compartir el artículo

stats