Antes de viajar fuera de España lee esto si no quieres acabar arruinado

No solo hay que contratar con detalle los vuelos, hoteles y traslados

Si no evaluamos correctamente los riesgos podemos acabar con graves problemas financieros

Antes de viajar fuera de España lee esto si no quieres acabar arruinado

Antes de viajar fuera de España lee esto si no quieres acabar arruinado / L-EMV

Pueden parecer casos aislados y muy lejanos que jamás pueden afectarnos pero, en realidad, no lo son. Cuando organizamos viajes lejanos fuera de España y de Europa, solemos cuidar al detalle casi todos los aspectos como el vuelo, los hoteles, el coche del alquiler, las experiencias y hasta los restaurantes y excursiones... Sin embargo no todo el mundo prevé otro que podría acabar siendo el más importante y si el que quizá podríamos acabar arruinados o viviendo la peor experiencia de nuestra vida.

En España la sanidad es pública pero, lejos de ser lo habitual, es la excepción en el resto del mundo. Por eso, hay que tener muy en cuenta en la organización de los viajes la cobertura sanitaria disponible en el destino y la contratada como parte del seguro de viaje que, de forma habitual, se firma con los vuelos o con la contratación de paquetes vacaciones. Las coberturas mínimas incluyen la atención sanitaria en destino hasta cierto capital y la repatriación en caso de emergencia sanitaria. Sin embargo, es conveniente leer al detalle las coberturas y los copagos para no acabar con facturas millonarias. Y si no que se lo digan al vecino de Alzira que viajó a Cancún de vacaciones y acabó ingresado en la UCI en coma tras sufrir un corte de digestión en la piscina o al joven vasco que tuvo que ser repatriado a España por el ministerio de Defensa tras permanecer ingresado durante semanas en la UCI en Tailandia por una pancreatitis necrotizante.

La factura sanitaria puede arruinarte

La factura sanitaria puede arruinarte / L-EMV

¿Qué incluyen los seguros de viaje básicos?

Un seguro básico de viaje cubre tanto los gastos médicos de urgencia como los esenciales para afrontar una demora de un vuelo (como las dietas), los que suponga la anulación del viaje y los necesarios para que un familiar se desplace, en caso de hospitalización de alguno de los asegurados. Sin embargo, y especialmente en los países donde la sanidad es privada, el resto de servicios son de pago y rápidamente pueden superar las coberturas previstas por este seguro básico. Por ejemplo, en caso de necesitar una operación, un traslado en helicóptero, ambulancia o el ingreso hospitalario en planta o en la UCI, con costes diarios que segun países pueden superar los 4.000 euros.

Aunque no seamos conscientes, los costes sanitarios son caros y fuera del sistema público de salud español, las facturas a las que podemos tener que hacer frente pueden alcanzar cifras desorbitadas, que rápidamente superen los 100.000, 200.000 y hasta los 300.000 euros.

Aunque no seamos conscientes, los costes sanitarios son caros y fuera del sistema público de salud español, las facturas a las que podemos tener que hacer frente pueden alcanzar cifras desorbitadas, que rápidamente superen los 100.000, 200.000 y hasta los 300.000 euros.

Por eso, es conveniente valorar correctamente el destino elegido y la contratación de un seguro de salud de viajes con las coberturas suficientes y las garantías necesarias. En caso de viajar a Latinoamérica, Asia o EE UU es recomendable contar con seguros cuya cobertura supere ampliamiente los 500.000 euros para evitar problemas financieros en casa de emergencia sanitaria.