Crean una app piloto para prevenir y reducir la obesidad infantil

El prototipo de la aplicación móvil, que se ha probado en un colegio de Villena, se enmarca en el programa UniSalut, dentro del proyecto de colaboración entre la UPV y Fisabio ‘Polisabio’

Niños de vuelta al cole.

Niños de vuelta al cole. / Fernando Bustamante

María Bas

La obesidad infantil es un grave problema de salud global que afecta a 124 millones de niños y niñas de entre 5 y 19 años en todo el mundo. Para contribuir a su prevención, la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), la Universitat Politécnica de València (UPV) y el Departamento de Salud de Elda, han puesto en marcha un proyecto para facilitar pautas y hábitos saludables que contribuyan a reducir y prevenir la obesidad entre la población infantil y juvenil mediante una app piloto.

El proyecto se enmarca en la modalidad de «acciones preparatorias» de UniSalut —dentro del subprograma de colaboración entre la UPV y Fisabio ‘Polisabio’— y, han participado Francisca Ramón, catedrática de Derecho Civil e investigadora de la UPV, y Mª Dolores Gil, enfermera de Atención Primaria en Elda e investigadora de Fisabio.

«La obesidad afecta a la salud inmediata de los niños y niñas, dado que es un factor de riesgo determinante de enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, además de comportar problemas psicosociales como un peor rendimiento escolar o una autoestima baja», explica Mª Dolores Gil.

Ante esta situación, el personal investigador ha diseñado la app «Feeding Health» que, mediante técnicas de gamificación (aprendizaje por juegos), facilita la adopción de pautas y hábitos saludables para reducir la obesidad. El prototipo de esta app se ha testeado en el CEIP Príncipe Don Juan Manuel de Villena, con la colaboración del profesorado.

Con el uso de esta aplicación, entre marzo y abril, el alumnado ha puesto a prueba sus conocimientos y, a través de diversos escenarios, ha seleccionado cuidadosamente los alimentos más saludables y la actividad física necesaria para mantener a sus ‘avatares’, dentro de la app, lo más saludables posibles. 

Juegos y participación

Actualmente, Mª Dolores Gil, Mª Gracia Parro y Oscar Elias están analizando los resultados de las encuestas de valoración. «En un futuro inmediato, buscaremos financiación para mejorar nuestra aplicación y ponerla a disposición de la comunidad docente como una herramienta útil para promover hábitos saludables y contribuir a la prevenir la obesidad en edades escolares», concluye Gil.

El trabajo hasta ahora se ha centrado en los requisitos funcionales del diseño de la app. «Después de realizar un estudio de los perfiles y características de la población en etapa infantil, propusimos ‘avatares’ y situaciones adaptadas a la población objeto de estudio y planteamos escenarios de participación en la gamificación relacionados con actividades de la vida cotidiana en un rango de perfil determinado», explica Francisca Ramón, de la UPV.

En el juego, la hoja de ruta interactiva permite adquirir conocimientos y autoevaluarse sobre temas de alimentación y actividad física. «Incentiva hábitos saludables en los niños, niñas y adolescentes mediante la gamificación a través de la app, y también ayudará a contribuir, mediante la promoción de hábitos saludables, en la prevención de algunas enfermedades como la diabetes», destaca Francisca Ramón. 

Junto a ella, en el equipo de la UPV han participado también los investigadores Vicente Cabedo y Vicent Giménez.