19 de junio de 2005
19.06.2005

Martínez Luciano: «Mi destitución se debe a un problema de euros»

19.06.2005 | 02:00
crítico. Martínez Luciano, destituido el pasado viernes.

Juan Vicente Martínez Luciano, destituido el pasado viernes de su cargo como director de Teatres de la Generalitat Valenciana (TGV), negó ayer que su cese responda a ningún enfrentamiento concreto con el conseller Alejandro Font de Mora, y lo achacó a que los responsables culturales «tienen un nulo interés por la cultura».

Levante-EMV, Valencia
En unas declaraciones recogidas ayer por la Cadena SER, Martínez Luciano afirmó categóricamente que todo se resume a «un problema de euros», y que desde la conselleria han demostrado no tener «ni remota idea» de las necesidades del sector.

El ya ex director de TGV afirmó que su salida se realiza desde la tranquilidad de quien se ha sentido interlocutor válido del sector teatral, y que se siente respaldado por los profesionales, con los que se ha identificado en las últimas fechas en algunas de las disputas que mantienen abiertas con Cultura, lo que podría haber precipitado su salida del máximo organismo teatral valenciano.

Martínez Luciano también aseguró que su sucesora, de quien aseguró «no esperar nada», se va a encontrar con la suerte de que «la próxima temporada ya está totalmente cerrada con una coherencia absoluta, de manera que quienes me sustituyan van a poder seguir haciendo lo mismo que hasta ahora: absolutamente nada».
La acidez del ex responsable de Teatres contrastaba ayer con la alegría de Inmaculada Gil Lázaro, sus sustituta al frente del organismo. En su primer día oficioso al frente de su nuevo cargo -pues no será hasta la semana próxima cuando el nombramiento sea oficial-, Gil Lázaro aseguró que «las líneas maestras de la programación cerrada por el anterior director se mantendrá, y eso incluye tanto la temporada 2005 como el festival Sagunt a Escena». Así pues, se repetirá la situación de hace un año, cuando Martínez Luciano respetó las decisiones tomadas por su antecesor, Joaquín Hinojosa, y los aficionados podrán ver, durante los próximos meses, cuáles habían sido las apuestas del director cesado.

Gil Lázaro también afirmó que su anterior papel como directora del Centre Coreogràfic no va a influir para que la danza acapare másprotagonismo, ya que «como una más de las artes escénicas, ha tenido una fuerte presencia en los últimos años», y mostró su disposición a mantener una posición dialogante con un sector, el de las artes escénicas, que anda en pie de guerra en los últimos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook