30 de agosto de 2005
30.08.2005
Levante-emv
cine

Gassent rueda «La costa en el crepúsculo»

34 años después de su primera adaptación

El filmelo protagonizan los actores Manuel Chaqués, Begoña Sánchez y David Borrás

30.08.2005 | 02:00
rodaje. Manuel Chaqués, David Borrás y Josué Ausejo, en el rodaje en Las Arenas.

Que Rafa Gassent se ponga otra vez detrás de la cámara es acontecimiento, pocos cineastas valencianos o del cine independiente en España siguen en la brecha. La costa en el crepúsculo se puso en marcha el domingo pasado junto a la playa. La película es una adaptación de un cuento de Ray Bradbury-del libro Remedio para meláncolicos(1959), eso sí, por libre.

R.Ventura Melià, Valencia

El domingo pasado el director valenciano - con filmes a sus espaldas como Salomé, Bram-Blood-Stoker, Montaje Paralelo, A labour of love, Guapeza Valenciana, Sónica la cortesana- decidió a coger el toro y volver a fllmar una remake de Sliping coast(1971).

Los tiempos no estaban para cine independiente, pero Gassent no se ha ido a pedir una apoyo de Canal 9 o de la comisión de l Institut Valencià de Cinematografia, en plan Aguirre, se lanza a la búsqueda de El dorado, cámara en mano. Aunque esta vez tiene a Javier Ros para ayudarle en este menester, y como ayudante de producción a Nacho Sirera.

Corria el año 1971- de desgracia bajo los coletazos del franquismo, Carrero Blanco aun no había ascendido tanto - cuando Gassent rodaba en la Malva-rosa y en Barcelona, una adaptación«de un cuento de Bradbury, yo estaba obsesionado con esta e libro de narraciones de Ciencia Ficción, peor que retratan la realidad norteamericana, y en esta primera adaptación de los años 70, interpolé escenas de la Guerra Civil» declaró ayer director a este medio.

La obsesión por el tema subsiste, aunque la adaptación que ahora rueda es diferente en muchos puntos, reconoce Gassent, tras un día de rodaje agitado.

De buena mañana ya estaba con todo el equipo - y su casting de actores-en el nuevo espingón, junto a los Docks de Ferrer.
«Es un cuento vital, todo muy físico, los personajes son emanaciones del medio, son como lagartos al sol» declara.

Los actores de esta segunda versión o secuela son Manuel Chaqués-que repite con el director valenciano-, David Borrás, Josué Ausejo, Begoña Sánchez, en los papeles que en su día interpretaban Paco Ballester, María Montes, Rafa Marí, y un joven debutante, Blas Gracía, ahora fotógrafo profesional. También en breves cometidos trabajaron en la primera versión Vicent Suberviola- que tiene una amplia filmografía en el Underground como La fallera mecánica de Lluís Fernández- y el profesor, dramaturgo y también director Juanjo Romá.

La primera vez se rodó en 16 mm, en Eatsmancolor, y con una duración de 1 hora 20 minutos en el montaje final. La película se proyectó entonces en Valencia, Madrid y Barcelona y en algunas sesiones asistieron Aranda, Pedro Olea y Jaime Chávarri, muy interesados por el cine independiente. Gassent cree que a algunos de ellos les gustó y «les llegó a influir, las escena sobre la Guerra Civil, por su tratamiento, como en Las bicicletas son para el verano, rodada posteriormente».

En su montaje final dará «unos 40 minutos», lo que la convierte en un mediometraje, eso si rodado en mini DV. Y tiene más difícil encaje en la programación de salas comerciales, aunque pueda pasarse en algún canal autonómico o privado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook