Levante-EMV, Valencia

Las autoridades investigan si este apagón tuvo algo que ver con los trabajos que realizaban los operarios de subcontrata de Iberdrola en los contadores de la finca, aunque por ahora este extremo no se ha confirmado.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 09.30 horas de ayer sábado en una vivienda del número 9 de la plaza Miguel Hernández, de Alfafar. En ese momento, en el interior de la casa solo se encontraba la propietaria, ya que una hora antes su marido se había ido a trabajar. Minutos antes, y por causas que se desconocen, hubo un pequeño apagón que afectó a parte del edificio, aunque el suministro eléctrico se recuperó minutos después.

Fue en ese momento cuando el aparato de la televisión, que estaba apagado, empezó a sufrir pequeñas explosiones con humo y chispas. Según el relato del dueño de la vivienda, fue precisamente una de las chispas la que prendió una cortina situada junto al aparato de televisión. Las llamas pasaron rápidamente al resto de mobiliario del salón comedor -que quedó totalmente destruido-, y a otras estancias de la casa que sufrieron en menor medida los efectos de las llamas.

En el interior de la casa estaba la dueña que intentó sofocar el fuego sin lograrlo debido a la rapidez con la que se propagó. La mujer logró escapar finalmente pero tuvo que ser atendida debido a un ataque de ansiedad.

Mientras, un testigo divisó las llamas desde el exterior de la finca, y dio aviso por el timbre a sus habitantes, que desalojaron el edificio sin ningún problema. La rápida actuación de los bomberos permitió que las llamas no afectaran a otras viviendas del edificio.

Ahora, las autoridades investigan las causas que provocaron la explosión del electrodoméstico que inició el fuego y si tiene que ver con el apagón eléctrico. También se investiga si éste estuvo provocado por los trabajos en los contadores de la finca que se realizaban en ese momento, ya que el incendio del televisor pudo haberse debido a una subida excesiva del suministro eléctrico por un error de los operarios mientras trabajaban en los contadores.