Europa Press, Tarragona

La Guardia Civil ha detenido en Tarragona a los presos Enrique V. A. y Juan B. M. por su presunta implicación en varios robos con intimidación cometidos en sucursales bancarias de la provincia de Castelló. Ambos disponían del tercer grado que les permitía salir durante el día para ir a trabajar y volver a la prisión a dormir. El último atraco que se les imputa ocurrió en la sucursal de Caixa Rural Sant Josep, de Burriana. En esta ocasión, tres personas, entre éstas los dos imputados, entraron armados con pistolas en las oficinas. Una vez allí amenazaron a clientes y empleados y se llevaron el dinero.

Cuando salieron, subieron a un coche donde les esperaba un cuarto implicado y abandonaron el lugar. A su huida, toparon con una patrulla camuflada de Policía Local que les siguieron hasta Nules. Los atracadores pararon en una gasolinera y se percataron de que los policías les estaban persiguiendo, fue entonces cuando empezó una persecución que duró unos 20 minutos. Otras patrullas policiales, con coches y un helicóptero, se fueron añadiendo a la persecución y lograron al final detener a dos sospechosos. Mediante la descripción de los testigos, la policía descubrió que otros de los implicados en este atraco eran Enrique V. A. y Juan B. M. y se comprobó que estaban ingresados en la prisión de Tarragona. Ese mismo día detuvieron a Enrique, y tres días después lograron arrestar a Juan.