27 de octubre de 2010
27.10.2010

Dos implantes revelaron quién era el valenciado degollado

La víctima, hallada en una pensión de Tenerife, tenía placas metálicas en un hombro y en un tobillo, que le fueron colocadas durante una operación

27.10.2010 | 02:00

Dos placas metálicas implantados en un hombro y un tobillo durante una intervención quirúrgica han sido la clave para identificar, a falta del ADN, al delincuente valenciano que fue asesinado hace dos años en una céntrica pensión de Santa Cruz de Tenerife. Las placas fueron descubiertas nada más ser encontrado el esqueleto, el pasado 25 de agosto, cuando los forenses examinaban los restos óseos en busca de evidencias del mecanismo de la muerte.
La necropsia no sirvió para que se supiera que había sido asesinado, ya que eso ha sido conocido ahora, tras la confesión de otro cliente de la pensión al que la policía llegó a través de la huella dactilar que dejó en un vaso cuando usó el cuarto donde estaban los restos humanos. Sí sirvió, por contra, para detectar las placas, lo que ponía sobre la pista de un hombre de mediana edad y posiblemente con antecedentes -la mayoría de los clientes de la pensión Padrón tienen historial delictivo- que hubiese sido sometido a una operación muy concreta.
Los agentes descartaron pronto los hospitales canarios, pero, una vez que sospechaban ya de quién podía tratarse, no tardaron en corroborar que el delincuente valenciano del que podía tratarse llevaba los mismos implantes descubiertos en el esqueleto. Ahora sólo falta ya el cotejo de la prueba genética para confirmar definitivamente la identidad del fallecido, algo que aún tardará algunas semanas en producirse.

Degollado por 400 euros
Tal como adelantó ayer este diario, el hombre fue maniatado, torturado y finalmente degollado por varias personas hace al menos dos años en una habitación del citado hostal, una fonda barata y con escasas condiciones higiénicas, frecuentada por toxicómanos, prostitutas y reclusos que acaban de salir de prisión precisamente por su bajo coste. Los asesinos pretendían robarle la paga de apenas 400 euros que cobraba del Estado.
El crimen quedó oculto durante dos años. En agosto pasado, un joven alertó a la policía al encontrarse los restos óseos aplastados entre dos colchones, en una habitación apenas utilizada de la tercera planta.
El hallazgo iba a ser sólo el principio, ya que inicialmente la policía y los forenses creyeron que se trataba de una muerte natural -el degollamiento no dejó marcas en los huesos-. Sin embargo, la confesión obtenida por los agentes tras la localización de un testigo de aquellos hechos a través de su huella ha dado un giro inesperado a la investigación, que podría dar sus frutos en breve.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.


Enlaces recomendados: Premios Cine