El detenido el pasado miércoles por acudir armado con una pistola a robar presuntamente un kilo de cocaína a unos supuestos traficantes en Valencia es uno de los condenados por el tiroteo del Cabanyal que se saldó en 1993 con un muerto y cuatro heridos. El ahora arrestado, José M. S., de 40 años, fue uno de los detenidos tras aquella reyerta, ocurrida en un piso del citado barrio valenciano y en la que se enfrentaron a tiros dos clanes familiares.

José M. S. y uno de sus hijos, de 21 años, fueron arrestados en el servicio de urgencias del Hospital Clínico de Valencia en la tarde del pasado miércoles, después de que el primero recibiera varias cuchilladas cuando supuestamente pretendía robar algo más de un kilo de cocaína a un hombre de nacionalidad siria.

Los hechos, tal como informó ayer Levante-EMV, sucedieron pasada la una de la tarde del miércoles, cuando José y su hijo se presentaron en el piso de Hussan B., de 38 años, ubicado en el número 200 de la avenida de Vicente Blasco Ibáñez de Valencia.

Al parecer, habían pactado la venta de la droga, pero la transacción acabó convirtiéndose supuestamente en un intento de robo. De hecho, el encuentro acabó en tiros y puñaladas, y con los cuatro protagonistas „José, su hijo, Hussan y un colombiano con nacionalidad estadounidense, Hugo Alejandro M. C., de 25 años„, esposados por agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Los cuatro comparecieron a última hora de la mañana de ayer ante el titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Valencia, que asumió el caso al encontrarse de guardia el miércoles, cuando sucedieron los hechos.

Tras varias horas de declaración „las dos víctimas del atraco, Hussan y Hugo Alejandro accedieron a hablar ante el magistrado„ y después de examinar esos testimonios, las diligencias elaboradas por el grupo de Atracos y escuchar al fiscal, el instructor decidió enviar a prisión a todos los presuntos implicados, menos al hijo de José, que quedó en libertad.

La policía mantiene abierta la investigación para determinar el origen real de la cocaína, es decir, si hay más implicados en la trama. Al parecer, José M. S., que además de por el homicidio de 1993 tiene antecedentes por tenencia ilícita de armas y por tráfico de drogas, está acusado de haber encargado a Hussan la droga, dado que ambos se conocían de antemano, hecho cuya veracidad deberá comprobar ahora el instructor de la causa judicial.