La Guardia Civil ha desmantelado una nave industrial en la localidad toledana de Cedillo del Condado, donde se han encontrado 29 vehículos robados en Madrid y Valencia que estaban semidesguazados, y ha detenido a dos personas como presuntos autores de 24 robos de coches.

La "Operación Desguace", como la ha denominado la Guardia Civil, ha permitido recuperar 29 vehículos que habían sido sustraídos en distintos municipios y barrios de Madrid, y uno de ellos en la ciudad de Valencia, entre los meses de julio a septiembre, y también ha permitido la localización de abundante documentación y gran cantidad de piezas perfectamente clasificadas, procedentes de los vehículos robados y preparadas para su venta.

La investigación comenzó cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la sustracción de varios vehículos en la provincia de Madrid, que podían estar ocultándose en una nave de la comarca de la Sagra (Toledo). Así, localizaron una nave de un polígono industrial de Cedillo del Condado donde había varios vehículos. Uno de los dos implicados que estaban en ese momento a cargo de los coches, un ucraniano de 44 años, trató de huir en un automóvil y el otro, un polaco de 18, se escondió en el interior. Ambos fueron detenidos.

Al registrar la nave, fueron encontrados 29 vehículos, 27 de ellos eran turismos de gama media -entre ellos, el robado en Valencia- y los otros dos, las furgonetas con las que transportaban las piezas una vez desguazados los vehículos.

En febrero pasado, la Policía Nacional desarticuló una red que robaba coches en Madrid, los desguazaba y los exportaba en contenedores desde el puerto de Valencia.