Un turista noruego de 70 años perdió ayer la vida ahogado cuando se bañaba en una playa de La Vila Joiosa, tras hacer caso omiso a las advertencias de la socorrista sobre la mala situación de la mar, según informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil y de salvamento.

El suceso se registró poco después de las 12 horas en la playa La Caleta, cuando este turista, que estaba acompañado de su esposa y que se alojaba en la zona, entró en el agua para darse un baño pese a los avisos de la socorrista.

Poco después tuvo que ser rescatado por la propia vigilante y aunque se desplazaron al lugar de los hechos un médico, una ambulancia del Servicio de Atención Médica Urgente (Samu) y otra de Soporte Vital Básico, sólo pudieron certificar la muerte de esta persona.

Según relató ayer Rafa Sempere, coordinador de Playas de la empresa Gestkal XXI que realiza el servicio de vigilancia y socorrismo en La Vila Joiosa, el fallecido continuó en su empeño de bañarse afirmando que conocía bien las corrientes del lugar. Los citados servicios atendieron también a la socorrista, quien tras el rescate sufrió un ataque de ansiedad, al ver el resultado fatal del accidente.