30 de octubre de 2012
30.10.2012

Un vecino de la pareja del Palmar confiesa que los tiroteó por acusarle de robar

La Guardia Civil detuvo a Jonás Q. T., tras hablar con la herida en La Fe - El sospechoso ya había ido un día antes con la escopeta a casa de las víctimas

30.10.2012 | 06:30
El hijo mayor del fallecido recibe el abrazo de un amigo, ayer, ante su casa en Catarroja.

Apenas doce horas después del brutal ataque que costó la vida a José Luis Vázquez Montero y causó heridas de gravedad a su compañera María en El Palmar, el grupo de Homicidios de la Guardia Civil detuvo al presunto autor de los hechos. Se trata de un vecino de la pareja, de 31 años, Jonás Q. T., con el que José Luis se había enfrentado abiertamente al considerar que era el ladrón que había entrado en varias ocasiones a robar en su casa. Jonás, que no tenía antecedentes, no sólo confesó ayer los hechos tras su detención, sino que admitió que lo hizo por tacharlo de ladrón.

Sólo 24 horas antes del crimen, según relató el domingo José Luis a varios amigos y a sus hijos, Jonás estaba, escopeta en mano, a la puerta de su casa. "Cuando mi padre llegó con María a casa, el sábado por la noche, él estaba en el coche. Salió con la escopeta en la mano, saludó y se fue", explica el hijo mayor de la víctima mortal. Es el mismo relato de los amigos con los que había almorzado la mañana del domingo.

Fue el penúltimo episodio de un enfrentamiento conocido. José Luis sólo había denunciado formalmente un robo ante la Guardia Civil, pero a su familia y conocidos les había contado que le habían entrado varias veces en los últimos meses. En una de las ocasiones le habían sustraído 500 euros en efectivo. Nunca llegó a denunciar a Jonás porque era amigo de su padre, con quien incluso iba a cazar.

El domingo, José Luis y María comieron en su casa de El Palmar con varios de sus hijos, que estuvieron con ellos hasta las siete de la tarde. Dos horas después se produjo el inesperado ataque.

La investigación llevada a cabo por el grupo de Homicidios de la Guardia Civil apunta a que el presunto agresor llegó a la casa y llamó al timbre cuando la pareja estaba sentada en el sofá, en el salón de la vivienda. José Luis se levantó y abrió la puerta corredera. Recibió a corta distancia un tiro de escopeta que le destrozó la cara. Cayó muerto al pie de los sillones que tenían en el porche. Los restos de sangre tapado con serrín aún eran visibles ayer.

A continuación, posiblemente desde la puerta, el presunto asesino encañonó a María, que ni siquiera pudo levantarse, y efectuó un segundo disparo apuntando igualmente a la cabeza. La mujer tuvo tiempo de colocarse las manos de manera instintiva ante la cara. Eso y la distancia la salvaron, aunque ha perdido dos dedos de la mano derecha y la oreja del mismo lado. Tiene afectados el ojo y una herida grave en la cabeza. Tras superar varias horas de operación, mejora lentamente en una habitación del Hospital La Fe de Valencia. Ayer aún desconocía la muerte de José Luis. Los médicos han aconsejado que sea el psicólogo quien se lo diga cuando sus condiciones físicas lo permitan.

Camuflado entre la multitud
María aún tuvo el valor para coger el teléfono y llamar a su hijo pidiendo auxilio. La casa se convirtió en un hervidero de policías locales, guardias civiles y personal sanitario. Desde el primero momento, los familiares pusieron a los investigadores en antecedentes sobre la enconada relación con Jonás, a quien los vecinos vieron en pijama sobre la nueve y media, camuflado entre la multitud que curioseaba al otro lado del cordón policial en los primeros momentos de la investigación.

Sobre la una de la madrugada, agentes de Homicidios y del laboratorio de criminalística realizaban un registro en casa de los padres de Jonás, donde este reside, al que accedieron de manera voluntaria el principal sospechoso y su progenitor. La Guardia Civil recogió prendas del presunto agresor y se llevó las dos escopetas de caza que había, con el fin de realizar pruebas de balística, aunque en el escenario del crimen ya no estaban los cartuchos vacíos, ya que el supuesto autor debió recogerlos antes de irse, mientras María pedía ya auxilio por teléfono.

Además, se le tomaron muestras de ADN y fue sometido a la prueba de la parafina para determinar si había disparado un arma de fuego, si bien el resultado de ésta última no será de gran utilidad, ya que el detenido ha alegado que estuvo cazando todo el fin de semana y que disparó varias veces.

Al acabar el registro, Jonás fue trasladado a la Comandancia de Valencia para tomarle declaración como testigo. A media mañana, después de haber hablado con la víctima en el hospital, la Guardia Civil formalizó la acusación contra él, lo detuvo y lo interrogó en presencia de un abogado. Jonás confesó punto por punto la agresión que acabó con la vida de José Luis y dejó malherida a su compañera.

El acusado se presentó a las elecciones de 2008 por España 2000
Jonás Q. T. se presentó a las elecciones generales de 2008 en las listas de España 2000 por la provincia de Cuenca. Su nombre, que encabezaba la lista por esa circunscripción, figura aún en la página del Ministerio del Interior que recogía los nombres de los candidatos de todas las formaciones políticas que concurrieron a esos comicios. El presunto asesino del Palmar, que tiene licencia para escopeta de caza desde hace 12 años, dejó esa formación política para pasarse al Partido Social Patriota Español (SPES), del que fue nombrado vocal de la comisión permanente en enero de 2011.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.