Agentes de la Policía Local de Valencia han recuperado 20 gallos utilizados para peleas en unos terrenos vallados de la Carretera En Corts. Los policías han entregado los animales al Centro de Recuperación de Aves y han comunicado a los dueños del solar, una vez localizados, la instrucción de diligencias y la interposición de una denuncia como presuntos autores de un delito de maltrato animal.

La actuación policial se desarrolló este miércoles después de tener conocimiento de que en la Carretera En Corts había unos terrenos en los que se guardaban gallos de pelea. Los agentes de la Séptima Unidad de Distrito se desplazaron a este lugar para comprobar la información y comprobaron la existencia de unos terrenos vallados con tela de rafia.

Según ha informado la Policía Local en un comunicado, desde la carretera "se oían claramente los sonidos de los gallos". Al ver la la puerta de la valla abierta, los agentes entraron y encontraron una gran extensión de terreno con diferentes edificaciones y una construcción circular que "sin duda" se destinaba a peleas de gallos al presentar suelo de arena fina, huellas de aves y plumas arrancadas.

Además, encontraron 152 jaulas de un metro cuadrado que contenían 20 gallos adultos de pelea, 40 gallinas y una gran cantidad de pollos desperdigados por la zona. Varios de los gallos localizados presentaban "claros signos" de haber mantenido peleas, con los ojos arrancados y cortes "profundos" en patas y cabezas, según la Policía.

La Patrulla Verde de GOE de la Policía Local de Valencia trasladó a estos animales al Centro de Recuperación de Aves. Una vez localizados los propietarios de los terrenos fueron informados de que por estos hechos se iban a instruir diligencias y de su denuncia como presuntos autores de un delito de maltrato a los animales.