Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Operación policial

Tres detenidos en Bétera por la venta ilegal de carne de caballo

Los cabecillas de esta red han sido detenidos en Bétera y se han realizado registros en Benaguasil y la Pobla de Vallbona

Agentes de la Benemérita durante los registros llevados a cabo en varias provincias.

Agentes de la Benemérita durante los registros llevados a cabo en varias provincias. guardia civil

La Guardia Civil ha desmantelado una organización dedicada a la compraventa de caballos con documentación falsa y a la comercialización de carne equina no apta para el consumo humano. Los agentes han arrestado a cinco personas, entre ellas los dos cabecillas de la red, vecinos de Bétera. Asimismo se han practicado un total de 17 registros en explotaciones ganaderas, mataderos, clínicas veterinarias y fincas privadas en las provincias de Valencia, Asturias, Madrid, Valladolid, Zaragoza, Toledo, La Coruña y Jaén.

Entre los registros llevados a cabo en la provincia de Valencia se encuentran el de un matadero de Benaguasil y una empresa de venta de carne de potro y de caballo al por mayor situada en el polígono Mas de Tous de La Pobla de Vallbona. El propietario de dicha empresa aseguró a Levante-EMV que la Guardia Civil acudió de buena mañana con una orden de registro y que colaboraron con ellos en todo momento porque «no tienen nada que ocultar». «Nos han solicitado la documentación de entradas y salidas de carne desde el año 2013 hasta hoy y se las hemos dado porque no hemos falsificado nada», explicaba Juan Calatayud. «Toda la carne que viene aquí es legal y ha pasado todos los controles de sanidad», puntualizó.

A esa misma hora agentes de la Policía Judicial y del Seprona procedían a la detención del presunto cabecilla de la organización, identificado como R. H. y vecino de Bétera. En esta misma localidad era arrestado un letrado, primo del anterior, acusado de ser la persona supuestamente encargada de realizar las falsificaciones de las cartillas equinas.

La «Operación Cavall» ha sido coordinada por el Juzgado de Instrucción número uno de Santa Coloma de Farners (Girona). Los acusados de un delito contra la salud pública, falsificación documental y pertenencia a organización criminal introducían presuntamente equinos en distintos mataderos de toda España falsificando o alterando sus documentos identificativos y de control sanitario, con el objetivo de que la carne de los animales fuera aceptada y se destinara a consumo humano.

El trasfondo de esta nueva práctica delictiva se encuentra en el hecho de que durante los años de bonanza económica cuando la gente compraba un potro o lo registraba, como marca el Real Decreto 1515/2009, lo inscribía como animal de ocio y no para consumo humano, ya que estaba mal visto que un caballo destinado a la práctica de la equitación fuera inscrito también para consumo. La situación actual de muchas familias ha provocado que muy pocos puedan costear la manutención de sus equinos y opten por venderlos a mataderos, quienes se ven en la obligación de desestimar la compra al estar catalogados como de ocio y no haber pasado los controles sanitarios periódicos pertinentes para su posterior consumo humano.

Esta presunta organización delictiva lo que hacía era falsificar la documentación para vender dichos animales a mataderos del país. Se investiga si éstos sabían realmente de su procedencia o no.

Compartir el artículo

stats