Agentes de la Guardia Civil han desmantelado un grupo organizado presuntamente implicado en numerosos robos en empresas y naves industriales de la provincia de Valencia, dentro de la 'Operación Cigarrillo', que se ha saldado con 12 personas detenidas, según ha informado la comandancia en un comunicado. Las primeras detenciones, de las que informó Levante-EMV, se llevaron a cabo hace unas semanas.

En los registros practicados por la Guardia Civil, se desmantelaron dos laboratorios clandestinos dedicados al cultivo de marihuana, en los que se incautaron de un total de 1.200 plantas de esta droga. Hasta el momento, la Guardia Civil ha podido esclarecer ocho delitos de robo con fuerza, uno de ellos cometido en diciembre 2013 en un centro comercial en obras ubicado en la localidad de Alfafar.

Los agentes investigaban desde el pasado mes de octubre de 2013 una serie de robos con fuerza cometidos en naves industriales, estancos, así como de almacenes de bebidas alcohólicas ubicadas en diferentes puntos de la provincia de Valencia, como Torrent, Alfafar, Sagunt y Utiel.

Los dispositivos establecidos por los agentes permitieron determinar que los presuntos autores eran 12 personas todas ellas integrantes de un grupo "perfectamente" organizado, supuestamente implicados en numerosos robos en naves industriales, almacenes de bebidas alcohólicas, estancos, así como el robo de vehículos.

La fase de explotación del operativo se desarrolló entre los días 9 y 23 de junio y se saldó con la detención de las 12 personas, de edades comprendidas entre los 23 y 53 años, todos ellos de nacionalidad española, como presuntos autores de robo con fuerza, pertenencia a organización criminal y delitos contra la salud pública.

En el marco de este operativo, la Guardia Civil practicó siete registros en diferentes domicilios ubicados en Valencia capital, Chiva y Montroi, donde los agentes se incautaron de numeroso material, como walkies, escáneres portátiles, medidores de señales de telefonía, medidores de señal wifi, inhibidores de frecuencia, dispositivos de seguimiento de vehículos (balizas) y cámaras fotográficas.

En dos de los registros realizados en dos viviendas ubicadas en Montroi y Chiva, la Guardia Civil intervino dos laboratorios perfectamente preparados para la elaboración de marihuana, que contaban con diverso material de ventilación, extractores, lámparas caloríficas, sistema de iluminación para el crecimiento, transformadores para las lámparas, así como productos fertilizantes para mejorar el crecimiento de las plantas.

Los agentes se incautaron de un total de 1.200 plantas de marihuana en fase de recolección y cerca de 1.500 gramos de esta sustancia ya seca, así como material para la instalación de futuras plantaciones de las mismas proporciones.

Los detenidos, con el beneficio que obtenían de la producción de estos laboratorios desmantelados, financiaban la compra de material dedicado a perpetrar futuros hechos ilícitos.

Modus operandi

Los detenidos supuestamente cometían estos hechos principalmente mediante escalo, y por el método del butrón, así como fracturando las cerraduras de las puertas de entradas de estas naves para acceder al interior de estas empresas con el objetivo de sustraer los objetos de valor que pudieran encontrar. Para ello usaban material de escalada, herramientas de corte o sopletes, que fueron intervenidas por los agentes en los registros.

Según las investigaciones realizadas por la Guardia Civil hasta el momento este grupo organizado está supuestamente implicado en ocho robos, entre los que se encuentra el robo de bobinas de cobre de un centro comercial en obras ubicado en la localidad de Alfafar en diciembre de 2013. No obstante, esperan esclarecer más a medida que avancen las investigaciones y no se descartan nuevas detenciones. Las diligencias han sido entregadas al Juzgado de Instrucción número cinco de Catarroja.