Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crimen

Investigan si los acusados del crimen de Gandia mataron a Javier por homofobia

Los detenidos, que declararán hoy ante el juez, admiten que lo invitaron a casa para darle una paliza

Javier Abil Orpegui, la víctima.

Javier Abil Orpegui, la víctima. levante-emv

La Guardia Civil investiga si detrás del asesinato de Javier Abil Orpegui, el hombre asesinado en mayo en Gandia y cuyo cuerpo descuartizado fue encontrado el martes en un paraje de Pego, se esconde un crimen homófobo. Así parece desprenderse de las confesiones de los detenidos, quienes, al parecer, habrían admitido que lo invitaron aquella madrugada del 5 de mayo a continuar la fiesta en casa de uno de ellos con la intención de propinarle una paliza por su condición de homosexual.

Según esa hipótesis, los tres arrestados, todos ellos de nacionalidad lituana, decidieron agredir a Javier, de 45 años, como una suerte de «castigo». Así, una vez en el domicilio donde se produjo el crimen, en el Camí Vell del Grau, en Gandia, le habrían golpeado de manera brutal, hasta el punto de que al menos uno de ellos habría perdido el control y se habría ensañado hasta causarle la muerte.

Una vez perpetrado el homicidio, habrían decidido deshacerse del cuerpo descuartizándolo, aunque, al no contar con herramientas más sofisticadas, utilizaron, al parecer, el mismo cuchillo con el que supuestamente le habían apuñalado mientras lo golpeaban. Tras desmembrarlo con una precisión poco habitual, utilizaron sábanas para envolver los restos y los distribuyeron en bolsas de basura y de un supermercado.

Después, las introdujeron en un vehículo en el que recorrieron los 22 kilómetros que separan el Grau de Gandia del barranco de la Rall, en la carretera que une Pego con Ràfol d'Almúnia, y en el primer lugar que pudieron, aparcaron y se deshicieron del cuerpo arrojándolo al monte. Además, cubrieron las bolsas con maleza y piedras para evitar su descubrimiento accidental, aunque se trata de un paraje sin sendas y sólo habrían sido visibles para alguno de los ciclistas que acostumbran a realizar rutas por esa carretera, la CV-728.

La autopsia, hoy

El juez de Instrucción número 3 de Gandia está a la espera de los resultados de la autopsia, que está prevista para hoy en el Instituto de Medicina Legal de Alicante, adonde fue trasladado el cadáver al haberse producido el hallazgo en territorio alicantino. El estudio forense se ha pospuesto, al parecer, para contar con todos los profesionales necesarios dada la complejidad que tendrá la necropsia, durante la cual también está previsto cotejar el ADN para confirmar de manera oficial la identidad de Javier Abil Orpegui. Además, los médicos deberán dictaminar si los acusados cometieron algún otro delito sobre la víctima.

Mientras tanto, el grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Valencia, que ha realizado la investigación que ha hecho posible resolver este nuevo caso en menos de dos meses, ultimaba ayer el atestado para poder pasar esta mañana a los detenidos a disposición del juez instructor de la causa.

Las detenciones se produjeron a primera hora de la mañana del lunes en dos domicilios de Gandia y un tercero del Grau donde residían los tres sospechosos.

Compartir el artículo

stats