Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barrio de Orba

Tres falsos guardias civiles asaltan a una familia en su vivienda de Alfafar

Los ladrones esgrimieron una pistola y placas falsas y se llevaron dinero y joyas tras encerrar a las víctimas

Tres falsos guardias civiles asaltan a una familia en su vivienda de Alfafar

Tres falsos guardias civiles asaltan a una familia en su vivienda de Alfafar

Una familia de origen marroquí, vecinos del barrio Orba de Alfafar, fueron asaltados en su propio domicilio el pasado martes por tres hombres armados que se hicieron pasar por guardias civiles. Echando mano de placas falsas los ladrones irrumpieron en el inmueble y encañonaron con un arma de fuego a la pareja, amenazándoles con disparar o hacer daño a sus dos hijos pequeños, de uno y dos años, que también estaban en la casa en ese momento. Fueron momentos de angustia en los que el matrimonio llegó a temer lo peor, según relataron posteriormente a sus vecinos. Finalmente los asaltantes huyeron del lugar con un botín de dinero y joyas. Asimismo se llevaron consigo los teléfonos móviles de la pareja y su documentación y los dejaron encerrados para retrasar en la medida de lo posible el que pudieran pedir ayuda.

Los hechos ocurrieron en torno a las 12.00 horas del pasado martes en una finca de la plaza Poeta Miguel Hernández, en el barrio Orba. Rápidamente acudieron al lugar tras ser alertados por los vecinos varias patrullas de la Policía Local de Alfafar y de la Guardia Civil. En la casa se encontraban encerrados bajo llave el matrimonio y sus dos hijos, un niño de dos años y una niña de solo un añito. Los agentes de la policía observaron que la mujer todavía estaba temblando por lo sucedido aunque no fue necesario alertar a los servicios sanitarios, ya que los ladrones no llegaron a agredirles, según explicó un conocido de la pareja.

«Eran tres tipos corpulentos, según me han contado les ensañaron una placa falsa de la Guardia Civil para que les dejaran entrar», relata Amparo, una vecina de las víctimas. Una vez dentro del inmueble los empujaron y los metieron en una habitación amenazándoles con una pistola. Fue entonces cuando se percataron de que no eran ni mucho menos agentes de la Ley.

«A mí me dicen algo de eso y los mando por donde han venido pero como el chico no es de aquí pensó que era normal», apunta un anciano que reside en la misma finca. Este barrio de Alfafar es muy humilde, por lo que extraña que los ladrones fijaran su objetivo en una familia aparentemente no adinerada. Sin embargo, sus vecinos sostienen que son una pareja trabajadora que nunca da problemas y que dudan de que el asalto pueda tener relación con algún asunto turbio.

«Les han quitado dinero y unos 8.000 euros en oro. Además se llevaron sus teléfonos móviles para que no pudieran llamar y pedir ayuda», asegura Miguel, un trabajador que se encuentra pintando la fachada de la finca. Antonio, otro operario, recuerda que esa mañana, minutos antes de las doce del mediodía, vieron «a tres hombres con chaqueta y bien vestidos, que parecían funcionarios» en los alrededores de la casa.

Asimismo, otra vecina se cruzó con los presuntos asaltantes en la escalera de la finca. «Dos hombres muy altos estaban sentados en los escalones, callados, como si estuvieran esperando algo», apunta esta testigo. Eran aproximadamente las 11.15 horas. Todo apunta a que estaban vigilando la llegada del dueño de la casa.

Compartir el artículo

stats