Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juzgados

La fiscal rechaza suspender el ingreso en prisión de la joven que mató a dos personas

La conductora condenada a tres años ha pedido no entrar en Picassent mientras se resuelve el indulto

La fiscal rechaza suspender el ingreso en prisión de la joven que mató a dos personas

La fiscal rechaza suspender el ingreso en prisión de la joven que mató a dos personas

La Fiscalía se ha opuesto a que el juzgado de ejecutorias suspenda provisionalmente el ingreso en prisión de la conductora que mató a dos personas en la avenida Blasco Ibáñez de Valencia mientras el Gobierno resuelve el indulto. La fiscal todavía no se ha pronunciado sobre el indulto en sí, pero su decisión ante la suspensión cautelar de la medida es reveladora de su posición. La condenada, Blanca Gieure Sastre, solicitó al Gobierno hace tres semanas el indulto para no cumplir la pena de tres años de prisión que le impuso en enero el juzgado de lo Penal número 7 y que confirmó la Audiencia en septiembre.

El juzgado de ejecutorias pidió hace unos días a la Fiscalía que informara sobre si procede o no suspender el ingreso en prisión de la joven mientras el Gobierno estudia el caso. En los próximas semanas, la juez que impuso la pena y la Fiscalía informarán sobre si están a favor o en contra de la medida de gracia.

Los familiares de David Gaspar y Esperanza Moreno, los dos jóvenes que perdieron la vida, están recogiendo firmas en la calle y a través de la web Change.org en contra del indulto. En dos semanas ya han conseguido en la web 3.704 firmas. El escrito contra el indulto apunta: «No podemos permitir que alguien que mató a dos personas y lesionó a una tercera continúe con su vida sin pagar por lo que hizo». La posibilidad de que indulten a la joven ha supuesto un mazazo para los padres, hermanas y amigos de las víctimas.

Los hechos ocurrieron el 16 de noviembre de 2010 junto al hospital Clínico de Valencia. La magistrada que juzgó el caso consideró probado que la joven había bebido alcohol, circulaba por la avenida Blasco Ibáñez a más de noventa kilómetros por hora y se saltó varios semáforos.

Blanca Gieure Sastre aseguró en el juicio que solo bebió dos cervezas e insistió en que no iba ebria. La condenada, para la que la Fiscalía pedía cuatro años de cárcel, insistió en que no recordaba cómo ocurrió el siniestro.

«Absoluta falta de empatía»

La joven era conductora novel y no podía circular con una tasa superior a 0,15 miligramos por litro de aire espirado. La procesada dio 0,35 mg/l. La juez destacó en el fallo dictado en enero de 2014 que pese al tiempo trascurrido la joven había mostrado «una absoluta falta de empatía hacia las familias de las víctimas» ya que «ni por sí misma ni a través de una tercera persona ha manifestado sus condolencias a los padres y hermanas de los fallecidos».

José Luis Gaspar, padre del fallecido David Gaspar, expresó hace diez días la indignación de la familia. «Ha matado a dos personas y lo único que quiere es no pagar por su culpa». María José Moreno, hermana de la otra víctima, advirtió: «Todos podemos equivocarnos, pero hay que asumir la responsabilidad. No ha mostrado arrepentimiento, no reconoce lo que hizo. En ninguna de las sesiones „del juicio„ se dirigió a mi madre o a la de David para pedir perdón».

Compartir el artículo

stats