Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Imponen 6 meses de cárcel a un expolicía por amenazar de muerte a su exmujer

El condenado fue jefe de Emergencias de Ontinyent y la víctima entregó a la Guardia Civil 9 armas

La Audiencia de Valencia ha confirmado una condena de seis meses de prisión contra el excoordinador de Emergencias de la Policía Local de Ontinyent Antonio García Herrero por amenazar de muerte a su exmujer, según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso Levante-EMV. El fallo considera probado que Antonio García, que ahora se encuentra en segunda actividad, cometió un delito de amenazas contra la mujer, una falta de vejaciones y una falta de daños. El juzgado de Instrucción número dos de Ontinyent, según confirmó el TSJ, mantiene abierta una segunda investigación contra el condenado.

La exmujer del acusado denunció en septiembre que había encontrado en la cochera de su domicilio un arsenal de armas. La víctima entregó a la Guardia Civil dos revólveres, dos pistolas, cuarto armas largas, una escopeta del calibre 12, 708 cartuchos del calibre 38 y 176 cartuchos del calibre 9, según recoge el atestado.

La Audiencia considera probado que el expolicía local mantuvo una convivencia de 19 años con la víctima hasta que finalizaron la relación el 15 de junio de 2014. «Desde dicha fecha, cada vez que ha visto a su expareja sentimental le dice con ánimo de vilipendiarla: "Hija de puta, puta, encontrarás a alguien para follar, pero no para que te aguante". La mañana del 19 de agosto de 2014, el acusado acudió al domicilio» de la víctima «en Ontinyent y comenzó a dar patadas mientras decía con intención de menoscabar su integridad psíquica: "puta, hija de puta, abre. Te voy a matar a ti y al gordo de ese maricón, Kiko Rivera"», según consta en la sentencia.

El acusado ha sido condenado a seis meses de prisión y a un año y un día de privación del derecho a la tenencia y porte de armas por el delito de amenazas, a seis días de localización permanente y a seis meses de alejamiento de la víctima por una falta de vejaciones continuadas y al pago de una multa de 200 euros por dar patadas a la cerradura de la puerta de la denunciante.

Compartir el artículo

stats