Una niña de 4 años volvió a nacer el viernes por la tarde tras sufrir un accidente doméstico al precipitarse desde la ventana de una octava planta en un edificio de la Rambla en la ciudad de Alicante. La menor , que estaba con su abuela en la vivienda, evitó la caída al vacío al haber un pequeño balcón en la planta inferior que sobresalía, terraza que le salvó la vida y donde fue rescatada por los bomberos.

El suceso se produjo a las ocho de la tarde y la céntrica Rambla de Méndez Núñez fue cortada para facilitar el despliegue de los servicios de emergencias. La niña estaba con su abuela en una vivienda situada en el ático, en la octava planta del inmueble. Por causas que se desconocen, cayó por una ventana. En circunstancias normales, la pequeña se habría precipitado directamente al vacío, pero en la planta inferior había una pequeña terraza que frenó la caída. En el piso inferior no había nadie en ese momento, por lo que se montó de inmediato el servicio de rescate.

Mientras que algunas fuentes indicaron que hubo avisos de que la niña inicialmente se quedó colgando del balcón de la planta inferior, otras fuentes señalaron que cayó dentro de la terraza. Lo cierto es que de inmediato la Policía cortó el tráfico y se personaron los bomberos con el vehículo escalera. La escalera fue desplegada hasta el balcón y los bomberos comprobaron que la pequeña estaba asustada pero se encontraba bien. Aunque la menor estaba en buen estado de salud, fue examinada por los sanitarios que se habían desplazado al rescate.