La Policía Nacional detuvo en Alzira a un fugitivo francés sobre el que pesaba una condena de 30 años de prisión por varios atracos con armas de fuego, asociación ilícita, tenencia ilícita de armas, blanqueo agravado y robo con fuerza.

Según informó ayer la Dirección General de la Policía Nacional, agentes de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad(GOES) arrestaron al hombre, que ya había opuesto resistencia a los agentes galos en anteriores ocasiones. El arresto se produjo en el Alzira cuando el fugitivo abandonaba en compañía de su novia un centro comercial. Fue sorprendido por los agentes especiales que iban totalmente cubiertos de negro y le detuvieron para introducirle en un todoterreno oscuro hasta la comisaría.

El hombre portaba un carné de identidad y un permiso de conducir franceses falsificados, por lo que también ha sido imputado por falsedad documental y usurpación del estado civil.

La operación fue desarrollada por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia, del Grupo de Localización de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial, los GOES de Valencia y la Policía francesa.

El Grupo de Localización de Fugitivos de la Sección Operativa de Relaciones Internacionales de la Comisaría General de Policía Judicial detuvo en 2014 a 270 criminales buscados por la justicia de sus respectivos países por delitos de homicidio, narcotráfico, atracos o agresiones sexuales, entre otros ilícitos penales.

Entre los fugitivos arrestados en 2014 destacan 37 personas procedentes de Rumanía, 29 de Alemania, 23 fugitivos buscados por Italia y otros 23 buscados por Reino Unido, 18 reclamados por Francia y 16 de Bélgica.

Arrestado con un arma en Xàbia

Por otro lado, la Policía Nacional detuvo a otro hombre de nacionalidad holandesa en Xàbia, por tener en su posesión un arma corta , además de diversa munición. Esta persona ya había sido detenida meses antes por miembros de la Unidad de Droga y Crimen Organizado de la Comisaría de Benidorm, por un cultivo con 1.300 plantas de cannabis que tenía en Gata de Gorgos.

La detención tuvo lugar en el polígono de la Pedrera en Benissa, cuando circulaba en una moto desde su domicilio, en Xàbia, hasta una nave. En el cacheo los agente les localizaron una pistola de fabricación china del calibre 9 mm. Parabellum, provista de cargador y 6 cartuchos además de otros cartuchos para revólver del calibre 38 especial. En el registro que se efectuó en su casa se intervinieron 5000 euros.