Un hombre de nacionalidad británica ha sido detenido en la localidad alicantina Algorfa como presunto autor de la muerte de su esposa, de 76 años y de la misma nacionalidad y que oficialmente se hallaba desaparecida desde el pasado septiembre.

Fuentes de la investigación han informado a Efe de que el hombre fue arrestado ayer y que, tras confesar la autoría del crimen, a primera hora de hoy ha conducido a los agentes hasta el cadáver en un campo cerca de la carretera autonómica CV-940 entre Almoradí, Algorfa y Benijófar.

El caso tiene su antecedente el 15 de septiembre de 2014 cuando el marido y presunto homicida denunció ante las fuerzas de seguridad la desaparición de su esposa después de que, según dijo entonces, la dejara en un cajero automático de la urbanización "Ciudad Quesada", situada en el término de Rojales y mayoritariamente habitada por residentes europeos.

De esta manera, la mujer ha constado oficialmente como desaparecida desde entonces hasta que, fruto de la investigación de la Guardia Civil, se le arrestó ayer y el hombre confesó que había matado a la mujer de un golpe con un objeto contundente.

A primera hora de hoy, en torno a las 8.20 horas, el detenido ha conducido a los agentes hasta el lugar donde se hallaba el cuerpo sin vida de la británica, cuyo cadáver se encuentra en avanzado estado de descomposición.

Debido al deterioro de los restos mortales por el paso del tiempo, los investigadores esperan a los resultados de la autopsia para conocer nuevos detalles.