Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncia

Una valenciana denuncia el "robo" de su identidad para solicitar créditos

Viviana envió sus datos para una supuesta oferta de trabajo y recibió dos reclamos de deudas

Una valenciana denuncia el "robo" de su identidad para solicitar créditos

Una valenciana denuncia el "robo" de su identidad para solicitar créditos

Una vecina de Albal, Viviana, se siente «impotente» después de haber sido estafada tras intentar conseguir una entrevista de trabajo. Nunca llegó ninguna llamada para citarle para tal encuentro. Lo que recibió a cambio fueron varias cartas de empresas de concesión de microcréditos que le solicitaban la devolución de un dinero que ella asegura que nunca solicitó.

Ya han llegado dos cartas exigiendo importes que suman casi 600 euros. Y lo que es peor, sabe tras preguntar a otras entidades que hay más a su nombre que están a la espera de ser remitidas. Explica a Levante-EMV su caso para alertar a otras personas que pudieran haber sido víctimas también de este timo que se ha gestado en el anonimato que ofrece internet y que se aprovecha de la necesidad de empleo de muchísima gente.

Relata que todo comenzó hace un par de meses cuando una persona conocida le dijo que se había enterado de una posibilidad de trabajo en una importante multinacional que tiene sede en Valencia. Viviana, casada y con dos niños, llevaba un largo tiempo en el paro, por lo que se animó a intentarlo. Por ello mandó los documentos que le solicitaban a una dirección de correo electrónico.

Envió escaneados su DNI, su cartilla de la Seguridad Social y el permiso de conducir. Además, tuvo que facilitar una foto de su documento de identidad y otra un poco más extraña: una foto en la que se le viera sosteniendo el DNI, aparentemente para confirmar que era ella. Si bien le pareció muy raro, facilitó la imagen, ya que la persona que le había hablado de este trabajo era de confianza.

Un SMS esperanzador

Finalmente, unos días después, en noviembre, Viviana recibió un mensaje de texto a su móvil, cuyo remitente era la multinacional para la que ella había supuestamente enviado sus datos. Se alegró mucho, puesto que el SMS explicaba que había sido seleccionada para una entrevista de trabajo. Sin embargo, señalaba que se le informaría más adelante del día en el que debía acudir. Pasaron las semanas y no recibió ninguna otra señal que le indicase que iba a llegar la cita. Pensó entonces que quizá finalmente no habría sido seleccionada para ello.

El pasado lunes, Viviana recibió una sorpresa en su buzón en forma de reclamación de más de 352 euros por parte de una empresa de concesión de créditos. Días después, concretamente el viernes, llegó otra por parte de una empresa diferente pero con el mismo objetivo.

Usurpación de identidad

Viviana se puso en contacto con estas empresas que facilitan préstamos de forma telemática y le dijeron que habían recibido solicitudes a su nombre, con las fotos y documentos que ella había remitido a la supuesta oferta de trabajo. De hecho, una de las empresas requería la foto del posado para confirmar identidades de los solicitantes.

Es más, incluso le aseguraron que habían remitido una nómina falsa, de una empresa en la que Viviana nunca trabajó. También se habría hecho llegar una cuenta bancaria con sus datos que no le pertenece, y la gestión se habría realizado mediante un correo electrónico que no está en su poder. Cuando intentó acceder al mismo, el servidor le señaló que había sido borrado. Viviana ha presentado dos denuncias ante la Guardia Civil de Alfafar y ahora sólo pide que «ojalá se dé con la trama delictiva».

Compartir el artículo

stats