Un hombre de 62 años y nacionalidad española tuvo que ser evacuado

Al cierre de esta edición el herido se encontraba fuera de peligro después de que los facultativos le extrajeran el arma en el hospital y comprobaran que la misma no había dañado órganos vitales. Algunas fuentes apuntaron que la acumulación de grasa le había podido salvar la vida.

Los hechos ocurrieron minutos antes de las ocho de la mañana cuando el 112 recibió una llamada alertando de una posible agresión con arma blanca en la calle Colón de Tavernes Blanques. Hasta el lugar acudieron varias patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como una ambulancia del SAMU, cuyo equipo médico atendió a un hombre de 62 años con un cuchillo clavado en el abdomen.

Asimismo, los bomberos tuvieron que sacar al herido por la ventana una vez inmovilizado en una camilla, para ser posteriormente trasladado al Hospital Clínico, donde le extraerían el arma blanca, que todavía llevaba clavada.