21 de junio de 2019
21.06.2019
Sentencia

Condenan a 18 años y cuatro meses de prisión al asesino que confesó a Levante-EMV su crimen

La Audiencia de València impone también a su expareja nueve años y medio como cómplice de homicidio, robo con violencia y profanación de cadáver

20.06.2019 | 23:57
Condenan a 18 años y cuatro meses de prisión al asesino que confesó a Levante-EMV su crimen
El asesino confeso junto a su cómplice, ambos condenados.

La confesión a Levante-EMV que permitió destapar un homicidio en 2017 ha acabado con una condena de 18 años de prisión para el asesino confeso, como autor de los delitos de homicidio y robo con violencia, ambos con la circunstancia agravante de abuso de superioridad, y nueve años y medio para su por entonces pareja como cómplice. Además la Audiencia Provincial de València les impone cuatro meses más de cárcel a él, y una multa de 1.200 euros a ella, por el delito de profanación de cadáver al haber desnudado a su víctima y dejar que las ratas se comieran su cuerpo.

El cadáver de Khalid Azzakhamam, de 48 años y nacionalidad marroquí, fue localizado momificado bajo una pila de colchones en el patio trasero de una casa 'okupada' de la calle Pianista Amparo Iturbi de Valéncia el 27 de junio de 2017, cinco meses después de que el ahora condenado le asestara una cuchillada por la espalda al negarse la víctima a entregarle el dinero que portaba encima. El fallecido tenía dos niñas menores de edad, cuyos intereses han sido defendidos por Efraín Latorre, del despacho Jurídico San Vicente Abogados, al ejercer la acusación particular.

Javier M. y Ana M. sabían que la víctima solía llevar grandes cantidades de dinero ya que se dedicaba a la compra de objetos electrónicos de dudosa procedencia a las puertas de un local de artículos de segunda mano de la calle Troya de València. Aprovechando la confianza que tenía en ellos al haberle vendido ya teléfonos robados otras veces, los acusados lo convencieron para llevarlo hasta la casa, con la excusa de una venta, y así darle un «escarmiento».

Una cuchillada por la espalda

El fallo considera probado que Javier acuchilló a Khalid por la espalda perforándole el pulmón, y que en ese momento Ana se encontraba en el piso superior, por lo que no participó activamente en la muerte, tesis que sostenía la defensa de la acusada, ejercida por el letrado Francisco Alfonso Bonet.

Eso sí, el jurado popular declaró que ambos aprovecharon la circunstancia de ser «dos contra uno» y que precisamente fue Ana la que convenció a la víctima para que fuera a la casa, al tener ella mayor confianza con él. De igual modo, una vez muerto, ambos lo desnudaron y se apoderaron de los 1.400 euros que llevaba encima, así como de sus dos teléfonos móviles. Acto seguido lo ataron de pies y manos, lo envolvieron con un edredón y lo sacaron al patio trasero de la casa, donde lo ocultaron debajo de unos colchones, basura y escombros.

Un reportaje social sobre las condiciones en las que viven las personas sin techo propició el primer encuentro del periodista con los ahora condenados, que en esas fechas estaban pernoctando en un cajero de la plaza España. Aunque inicialmente ambos se mostraron reacios a hablar y ser fotografiados, Javier manifestó que era hijo de uno de los 'Larios', la banda de atracadores que en la década de los 80 tiñeron de sangre la Comunitat Valenciana con la muerte, entre otros, de tres guardias civiles. «El periodista se entrevistó varias veces con él, ganándose su confianza, hasta que le confesó que había matado a un moro», según recoge la sentencia. Y pese a que «parecía mostrarse dispuesto a entregarse ante la policía, nunca lo hacía», añade la magistrada.

La sentencia remarca que los hechos declarados probados por el jurado «se apoyan en lo que de común tienen la declaración de ambos acusados, la declaración de los policías que llevaron a cabo la investigación, la declaración del periodista y las declaraciones espontáneas del propio acusado en el relato grabado por este (su confesión a Levante-EMV) que ha sido objeto de visionado durante el juicio oral, que desvirtúan, sin género de dudas ni alternativa razonable posible la presunción de inocencia de ambos acusados».

Para colmo, en su último turno de palabra el asesino confeso arremetió contra el tribunal y el fallecido: «No me arrepiento de nada, que le jodan al moro y a usted, puta».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.