24 de julio de 2019
24.07.2019
Violencia machista

El entorno de la mujer asesinada en Calp sabía que vivía "un infierno" y nadie lo denunció

El supuesto asesino, que se ha negado a hablar con la Guardia Civil, había conseguido aislar a la mujer hasta de su hija

23.07.2019 | 23:40

Amigos, allegados y hasta la hija de Rita, la mujer belga de 57 años asesinada el lunes de madrugada por su compañero sentimental, sabían que «su vida era un infierno» y que hacía tiempo que «no podía más». Sin embargo, nadie, ninguna de esas personas, denunció el maltrato habitual y las vejaciones constantes que cesaron a las dos menos cuarto cuando Daniel Aloise Lawers la mató de una única cuchillada de trayectoria inequívocamente mortífera que le seccionó el corazón.

La subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, fue ayer especialmente reivindicativa y clara con las consecuencias que el silencio tiene para las mujeres que sufren violencia de género y pidió que se denuncie siempre que se sepa que hay una mujer «aterrorizada».

Es la primera vez que un representante político lanza un mensaje tan claro al entorno de una víctima del machismo, uno de los que menos denuncia, ya que supone poco más del 1,5 de todas las denuncias a pesar de que es precisamente el núcleo de personas que conoce lo que está sucediendo y cuya intervención es una de las armas más eficaces para evitar muertes y agresiones, en general.

En los mismos términos se expresaron a Levante-EMV fuentes conocedoras del caso, que afirmaron que Daniel Aloise «la había aislado de todas sus amistades, incluso de su hija. De hecho, no se hablaban por culpa de él. Mucha gente a su alrededor sabía que era un maltratador y que ella vivía en una constante amargura, pero nadie alertó ni denunció».

Poblador encabezó ayer por la mañana el minuto de silencio guardado a las puertas del Instituto Social de la Marina en Alicante en repulsa por el asesinato de Rita Jeannine, de 57 años y origen belga, en Calp, donde residía desde hacía dos años y medio con su pareja, Daniel Aloise Lawers, de 61 y de la misma nacionalidad.

Tras revelar que las amistades de la víctima de Calp «sabían que ella estaba rodeada de un terror absoluto», la subdelegad insistió: «Si sabemos que una persona está aterrorizada, tenemos que ir y denunciarlo sin miedo. El miedo paraliza y las víctimas están a veces paralizadas por el miedo. Para eso estamos los demás, para ayudarlas», repitió.

Zapatos rojos contra el maltrato

Mientras zapatos de color rojo abandonados en la acera, carteles con el nombre de mujeres asesinadas en episodios de violencia machista y una pancarta con el lema «No más violencia de género. Ni una menos» servían para expresar la «enérgica repulsa» de la Subdelegación de Gobierno de Alicante, el detenido por el presunto asesinato se negaba a responder a las preguntas de los agentes del Equipo Mujer- Menor (Emume) de la Guardia Civil desplazados al hospital de Dénia después de que los médicos les informaran de que no había impedimento para interrogarle.

En València, además del minuto de silencio ante la Delegación del Gobierno encabezada por el delegado, Juan Carlos Fulgencio, hubo otro acto de repulsa, con tres minutos de silencio, a las puertas de las Corts. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta y consellera de Igualdad Mónica Oltra; el conseller de Vivienda, Rubén M. Dalmau, y otros miembros del Consell, diputados autonómicos y representantes políticos y sociales, entre ellos el alcalde de Alicante, Luis Barcala, lanzaron mensajes de rechazo a la violencia machista y de apoyo a las víctimas, y abogaron por profundos cambios educativos para instaurar el modelo de la igualdad.

Sin embargo, los ultraderechistas de Vox aprovecharon de nuevo estos actos para significarse en su peculiar lucha por ningunear la violencia machista. En València, por segunda vez desde su entrada en el parlamento autonómico, evitaron situarse tras la pancarta de repulsa porque, según ellos, los asesinatos machistas son crímenes intrafamiliares inespecíficos. En el Ayuntamiento de Alicante, llegaron aún más lejos: los dos concejales de Vox dejaron pasar los tres minutos para decir seguidamente que «la ley criminaliza al hombre» e intentar equiparar el número de hombres y mujeres asesinados. Sin embargo, fueron incapaces de justificarlo con cifras: «Es que desgraciadamente no se conocen», soltaron.

Con Rita, ya son seis las mujeres asesinadas en episodios de violencia machista en la C. Valenciana y 34 en España este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.