El conductor de la furgoneta que el domingo se vio implicada en un accidente en el que falleció un motorista en la V-30, en el término de València, quedó ayer en libertad provisional con la retirada cautelar del permiso de conducir. Otra de las medidas cautelares adoptadas por el titular del Juzgado de Instrucción número 20, en funciones de guardia, es la obligación del investigado de comparecer mensualmente en el juzgado. La causa ha sido remitida al Juzgado de Instrucción número 19 para que continúe con su tramitación.

El detenido, de 47 años, fue detenido por agentes de Tráfico tras darse a la fuga en el referido accidente y verse implicado en otro. Ha sido acusado de los presuntos delitos de conducción de un vehículo a motor con temeridad manifiesta, poniendo en peligro la vida o integridad de las personas, imprudencia grave con resultado de muerte y abandono del lugar del accidente.