Un oficial de la Policía Local de Benetússer resultó herido en la madrugada del pasado domingo tras ser mordido por un perro, de los catalogados como potencialmente peligrosos, durante un servicio humanitario en un domicilio de una mujer con antecedentes autolíticos. Al parecer, el animal creyó que su dueña estaba en peligro cuando los agentes la sujetaban para impedir que se autolesionara y atacó a uno de los policías.

El can clavó sus fauces en el costado del policía justo por encima del cinturón, teniendo que ser trasladado el oficial herido al centro de salud de Alfafar y posteriormente al Hospital Doctor Peset de València. A este mismo centro hospitalario fue evacuada en una ambulancia del SAMU la propietaria del perro.

Los hechos ocurrieron en torno a las 4.20 horas del domingo cuando una patrulla de la Policía Local de Benetússer acudió a un domicilio de la localidad por un servicio sanitario. En la vivienda se encontraba una mujer de 43 años, visiblemente alterada, y un perro, cruce con pastor alemán, que atacó al policía al creer que su dueña corría peligro.

Tanto el policía herido como la mujer fueron trasladados al hospital, mientras que el servicio municipal de recogida de animales se hizo cargo del perro, que permanece en fase de cuarentena en un centro canino concertado.