Un vecino de Torrent de 56 años fue detenido la semana pasada tras tener que ser reducido con una pistola eléctrica dado el estado de agresividad que presentaba. El arrestado amenazaba con matar a su padre de 87 años y a su madre con movilidad reducida, así como a los agentes de la Policía Local cuando acudieron al domicilio.

Los hechos ocurrieron la noche del pasado 18 de mayo en un inmueble de la calle Ocho de Marzo de Torrent cuando los agentes de la Policía Local de Torrent acudieron tras recibir un aviso de un familiar que indicaba que su hermano estaba muy agresivo y estaba amenazando a sus padres.

Cuando los policías llegaron un anciano les informó que su hijo ya se había tranquilizado y que ahora estaba dormido en su habitación. Al entrar, los agentes vieron que éste presentaba restos de sangre y respiración agitada. Asimismo observaron que tenía en la habitación dos cuchillos y un cúter.

Al despertarse y percatarse de la presencia policial el hombre reaccionó de forma violenta, profiriendo amenazas tanto a su familia como a los policías. "Te voy a matar, quién ha llamado a la policía, sois unos mierdas, fuera de aquí".

Pese a los intentos de la policía por tranquilizarlo esta persona no desistía en su actitud agresiva. Asimismo se dirigió a la habitación a coger uno de los cuchillos bajo amenazas de muerte. "Os voy a matar, sois unos mierdas, no me vais a llevar a ningún lado".

Para evitar males mayores y proteger la integridad tanto de los propios agentes como de los familiares del arrestado, los policías tuvieron que hacer uso de la pistola eléctrica para reducirlo.

Dentro de la ambulancia del SAMU que lo trasladó al Hospital General de València, el detenido prosiguió con las amenazas al agente que lo custodiaba: "Cuando te vea te voy a matar, me acuerdo de tu cara".