Un hombre de 30 años fue detenido en la madrugada de ayer en Alicante acusado de asesinar en la noche del jueves a su madre en San Vicente del Raspeig e intentar matar a su padre, a quien dejó herido de gravedad de una puñalada en el cuello, según han confirmado fuentes cercanas al caso.

El crimen ocurrió antes de la medianoche en una vivienda de la calle Reyes Católicos de San Vicente en circunstancias que investiga la Guardia Civil.

La madre del detenido, Maripé, tenía 67 años y no pudo sobrevivir a las cuchilladas que le asestó su propio hijo. El padre, Melchor S., también recibió una puñalada que le atravesó el cuello y fue atendido por personal sanitario y evacuado al Hospital General de Alicante, donde ingresó en estado muy grave.

Los forenses contabilizaron ayer, durante la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal de Alicante, más de 60 lesiones con el cuchillo, aunque algunas son superficiales.

El hombre, que regenta una agencia de seguros muy conocida del municipio, se encuentra en estos momentos fuera de peligro.

La Guardia Civil de San Vicente se hizo cargo inicialmente de las pesquisas pero el caso ha sido asumido finalmente por los investigadores del Grupo de Homicidios de la Comandancia de Alicante.

Tras la agresión mortal, la Guardia Civil facilitó los datos del presunto asesino y del vehículo que pudo usar para huir del lugar. Pasada la medianoche, la Policía Nacional localizó el coche en un barrio de la Zona Norte de Alicante y detuvo al sospechoso.

Aunque fue trasladado en un primer momento a las dependencias de la Comisaría Provincial, posteriormente ha sido entregado a la Guardia Civil, cuerpo encargado de instruir las diligencias.

El Ayuntamiento de San Vicente decretó un minuto de silencio para ayer a las 13.30 horas y hoy sábado será día de luto oficial en la localidad con banderas a media asta.