10 de julio de 2020
10.07.2020
Levante-emv
Juicio

Un solo juez investigará al asesino de Marta por todas las muertes y violaciones

La magistrada de Alzira se inhibe en favor del juez de València que instruye el primer caso mortal conocido, el de la brasileña Arliene Ramos, que también acumulará el de Lady Marcela Vargas

10.07.2020 | 00:30
Jorge Ignacio P. J., en una imagen suya tomada en el Valle de los Caídos.

La Justicia acaba de dar el primer paso para investigar como asesino en serie a Jorge Ignacio P. J., en prisión desde diciembre por el homicidio de Marta Calvo. La jueza de Instrucción número 6 de Alzira, instructora de la causa por la desaparición y asesinato de la joven de Estivella dio el martes el visto bueno a que un solo juez investigue tanto la muerte de Marta como las de las otras dos víctimas mortales conocidas: la brasileña Arliene Ramos, muerta el 3 de abril de 2019 en València días después de un encuentro sexual con el sospechoso, y de la colombiana Lady Marcela Vargas, fallecida el 15 de junio del mismo años, tras una cita con el mismo hombre en un piso de la avenida de La Plata de València.

Así, la jueza de Alzira emitió el martes ayer un auto por el que se inhibe para que se acumulen todas las causas judiciales, repartidas hasta ahora en tres juzgados distintos, dado que en todos los casos hay un mismo presunto autor: Jorge Ignacio P. J.

Además de las tres muertes violentas, el juez que se quede el caso investigará las agresiones sexuales a las ocho mujeres que sobrevivieron a encuentros con el encarcelado, cuyo modus operandi, descrito ya por la Guardia Civil en sus informes sobre el caso, consistiría en concertar encuentros sexuales pagados con mujeres, a las que les habría administrado sin su consentimiento elevadas cantidades de cocaína que habrían producido estados de inconsciencia en la mayoría e incluso la muerte en esos tres casos descritos.


A petición de la madre de Marta

La decisión de la jueza es la respuesta a la solicitud de la madre de Marta, tal como adelantó en exclusiva Levante-EMV. A través de sus letrados, Pilar Jové y Vicente Escribano, pidió a la jueza que, dado que en todos los casos el sospechoso era el mismo, con un mismo modus operandi, se acumulasen todas las causas judiciales en una sola para aumentar la eficacia y la eficiencia en el proceso penal.

Además, los letrados argumentaron que obligar a las supervivientes que han decidido colaborar a contar una y otra vez su experiencia, terrorífica en algunas ocasiones -alguna sigue en tratamiento-, en todos y cada uno de los juzgados, suponía no solo una tortura, sino una auténtica revictimización por obligarlas a rememorar esos episodios en un periplo por los tres juzgados, primero, y por la Audiencia Provincial, después, cuando se celebrasen los distintos juicios por separado.

La acusación particular ejercida por la letrada Candela Estévez en nombre del padre de Marta vio con buenos ojos la propuesta. Y más tarde, fue la Fiscalía quien se adhirió a la petición de la madre y, con los mismos argumentos, pidió a la jueza la unificación de todas las causas por «economía procesal» y «seguridad jurídica», para evitar posibles sentencias contradictorias.

Tras el posicionamiento de la fiscal, la jueza ha accedido a esa solicitud y se ha inhibido en favor, como marca la Ley de Enjuiciamiento Criminal, del primer juzgado que abrió diligencias por estos hechos: el de Instrucción número 14 de València, que investiga la muerte de la primera víctima mortal conocida, Arliene Ramos. Tal como ha venido informando este diario, Arliene entró en coma el 25 de marzo de 2019, tras un encuentro sexual con Jorge Ignacio P. J. en una casa de citas del barrio de Gran Vía, en València, y falleció nueve días más tarde, el 3 de abril, en el Hospital La Fe.

En un primer momento, ni siquiera se investigó como un homicidio, ya que la autopsia determinó que la mujer había muerto por el consumo de cocaína. Sin embargo, la precipitada huida de Jorge Ignacio P. J. del lugar y el hecho de que la dejara abandonada en la habitación al borde del colapso, mientras convulsionaba, sin alertar al resto de mujeres que había en el piso, sembró sospechas sobre lo ocurrido.


Identificado

Poco después, Jorge Ignacio fue identificado por la grabación de una de las cámaras de seguridad de la casa de citas, así como por una huella dactilar que dejó en una copa en la habitación. La sorpresa llegó cuando los forenses advirtieron de que la mujer tenía una cantidad de cocaína en sangre inhabitual en una sobredosis normal.

Para entonces, Jorge Ignacio P. J. ya había sido detenido y encarcelado por el homicidio de Marta Calvo, por lo que el juez de Instrucción número 14 pidió un análisis toxicológico más profundo, que determinase con exactitud la cantidad de cocaína administrada ante la sospecha creciente de que pudiera tratarse de un homicidio. Dada la tardanza de la sede barcelonesa del Instituto Nacional de Toxicología en realizar la prueba, el juez decidió el pasado junio sobreseer provisionalmente la causa para evitar que corriese el plazo y se viese abocado al archivo pasados seis meses.

Esa estrategia no impedirá que asuma tanto el caso de Marta, como el de Lady Marcela, en manos del Juzgado de Instrucción 20 de València, ya que, en caso de aceptar la inhibición de ambos y de asumir la investigación de todos los casos, sería suficiente con reabrir la causa.

En cuanto a la defensa del presunto asesino en serie, lo más probable es que recurra la inhibición para evitar una única investigación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2020

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.