El propietario del centro deportivo de Quart de Poblet que, según un comunciado oficial conjunto de la Guardia Civil y de la Policía Nacional era utilizado para el blanqueo de capitales procedente del narcotráfico, Onofre G. R., ha manifestado que, en relación con la noticia aparecida el 18 de julio sobre esa actuación policial, «él nunca ha sido condenado por ningún delito vinculado al tráfico de drogas o al blanqueo de capitales, siendo incierto que tenga o haya tenido vinculación alguna con el narcotráfico, y mucho menos ser líder de una organización delictiva». Afirma, así mismo, que « todos los ingresos obtenidos por el señor Onofre G. R. tienen origen lícito, siendo falso que provengan de actividad delictiva alguna» y que «Onofre G. R. nada tiene que ver con las armas que se hallaron en una taquilla (de uso particular) del gimnasio, ni se dedica o se ha dedicado a la distribución de medicamentos o anabolizantes».