El simple hecho de ir cogidos de la mano, como cualquier pareja, bastó para que dos hombres que se encontraban a las puertas de un pub de Picassent dieran rienda suelta a su homofobia y la emprendieran a golpes con sus víctimas al grito de «maricones de mierda». La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de València condena ahora a cada uno de ellos a seis meses de cárcel y al pago de 1.200 euros de multa por un delito de odio y dos delitos de lesiones leves. Ninguno de los dos ingresará en prisión al carecer de antecedentes penales computables y ser una pena inferior a los dos años.

Los hechos ocurrieron a las 17.00 horas del 8 de julio de 2017 cuando la pareja se encontraban cogidos de la mano a las puertas de un antiguo pub de la localidad de Picassent. Con total menosprecio hacia su condición sexual, los dos acusados, y un menor que ya fue condenado por la jurisdicción de menores por estos mismos hechos, les recriminaron ir de la mano y empezaron a insultarles y proferirles expresiones como «gays de mierda» o «te voy a matar maricón de mierda», según ha quedado acreditado.

Asimismo, con la intención de atentar contra la integridad de la pareja, se abalanzaron contra ellos «propinándoles patadas y puñetazos», según figura probado y los propios procesados reconocieron en el juicio. Dicha agresión homófoba fue presenciada por varios testigos, quienes mediaron para que los agresores pararan de golpear a sus víctimas.

Como consecuencia de los golpes, uno de los chicos sufrió una contusión nasal con sangrado y un cuadro ansioso, por lo que recibió una primera asistencia facultativa. El otro, de 23 años, todavía resultó peor parado al presentar una herida incisa en la ceja izquierda, un golpe en el ojo, un corte en el labio y erosiones en el antebrazo, quedándole secuelas con un perjuicio estético ligero.

El Ministerio Fiscal solicitaba inicialmente una pena de un año y medio de prisión para cada uno así como el pago de una multa. No obstante, tras el reconocimiento de hechos las partes llegaron a un acuerdo de conformidad por el cual los acusados aceptan sendas penas de seis meses de cárcel y una multa de 900 euros por un delito de odio y otra multa de 300 euros por los dos delitos leves de lesiones. Además ya habrían abonado la indemnización en concepto de responsabilidad civil.

En el caso de las lesiones se apreció la circunstancia agravante de haber cometido el delito por razones de discriminación por la orientación sexual de las víctimas, que está recogido en el artículo 22.4 del Código Penal, para castigar este tipo de conductas homófobas.