A través de dos perfiles falsos en una conocida red social un joven contactó con al menos seis chicas menores de entre 12 y 16 años, a quienes ofrecía trabajo como modelos de importantes firmas de ropa interior haciéndose pasar por la encargada de una agencia de castings. Mediante este engaño el ahora condenado les solicitaba el envío de fotografías íntimas, tanto en ropa interior como desnudas, llegando a acceder en alguno de los casos las víctimas, especialmente vulnerables por su edad.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de València ha condenado por sentencia in voce esta mañana al procesado a una pena de cuatro años y tres meses de cárcel por seis delitos de abuso sexual a menor de edad en su modalidad de “child grooming” y por un delito de elaboración de material pornográfico.

El acusado, de 25 años y residente en un municipio de la provincia de Madrid, ha reconocido los hechos en el juicio celebrado por conformidad. Así, tras el acuerdo alcanzado por la Fiscalía, la acusación particular y la defensa del acusado, se le ha rebajado considerablemente la pena que inicialmente solicitaba el Ministerio Público, de 16 años de prisión por siete delitos de abuso a menores y por la elaboración de material pornográfico.

A través de dos perfiles falsos en una conocida red social un joven contactó con al menos seis chicas menores de entre 12 y 16 años

Según los hechos que han quedado acreditados, entre 2016 y 2017 el condenado contactó con al menos seis menores –inicialmente se le imputaba una séptima víctima- de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años, a quienes les hacía creer que estaba buscando modelos para dos conocidas firmas de ropa interior. Llegaba a ofrecerles un sueldo de mil euros al mes por cuatro sesiones de fotos y 500 euros por cada desfile.

La Sala ha apreciado las circunstancias atenuantes de reparación del daño y la de anomalía psíquica. Así, se le impone una pena de seis meses de cárcel por cada uno de los seis delitos de abuso sexual a menor de edad y un año y tres meses por el delito de elaboración de material pornográfico. Asimismo se ha acordado una medida de cinco años de libertad vigilada tras el cumplimiento de la pena de prisión.