Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 40 años, de origen español, como presunto autor de un delito contra la salud pública, tras localizar en el vehículo que conducía bajo la palanca de cambio una bolsa de tela en cuyo interior había una sustancia rocosa de color blanco que resultó ser cocaína con un peso de unos 200 gramos. Los policías intervinieron además el coche, un dispositivo de comunicación “walkie-talkie” y 90 euros.

Los hechos ocurrieron durante el transcurso de un dispositivo de seguridad en la ronda Nord de Valencia en el que se llevaron a cabo diversos puntos de control selectivo de vehículos, en el que los agentes dieron el alto a un coche.

Los policías detectaron un nerviosismo en el conductor del mismo por lo que le realizaron un cacheo superficial a éste, así como registraron el vehículo, percatándose que la palanca de cambios presentaba una holgura pronunciada, con las pestañas de sujeción desancladas, por lo que tras desmontarla localizaron tras la misma, una bolsa de tela de color negra en cuyo interior había una gran cantidad de una sustancia rocosa blanca, que resultó ser cocaína, con un peso de unos 200 gramos.

Ante tales hechos, los agentes detuvieron al conductor como presunto autor de un delito contra la salud pública, así como continuaron con la inspección del coche localizando un dispositivo de transmisiones tipo “walkie-talkie” que intervinieron, además de 90 euros y el coche.

El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.