La Fiscalía de Menores ha decretado el internamiento provisional en un centro de régimen semiabierto y una orden de alejamiento de la menor como medidas cautelares contra el adolescente detenido el lunes por su presunta participación en la violación grupal cometida el sábado por la tarde en un municipio de la Safor, tal como ha adelantado esta mañana Levante-EMV en su edición digital.

Los otros dos detenidos, ambos de 21 años, han sido escoltados sobre las 17 horas desde el Juzgado de Instrucción número 3 de Gandia, en funciones de guardia, hasta la comisaría local, después de que el magistrado decidiera prorrogar la detención por 24 horas más, para practicar nuevas diligencias durante el día de mañana, según han informado fuentes del TSJ-CV.

La agresión sexual en manada, tal como ha publicado este diario, se produjo en la tarde del sábado en un paraje rural al que la víctima acudió acompañada de cuatro jóvenes, entre ellos, su pareja, quien se ausentó del lugar antes de que sucedieran los hechos.

En su ausencia, los otros tres, dos jóvenes de 21 años y un menor de 15, habrían cometido la violación aprovechando la situación de vulnerabilidad de la joven, que prácticamente había perdido el sentido como consecuencia del alcohol que habían estado consumiendo todos ellos con anterioridad. De hecho, fue el novio quien, al regresar, se encontró con la escena y auxilió a la chica.

Esta es la tercera violación grupal que se produce en la provincia de València en el plazo de apenas tres semanas. La primera, de la que fue víctima una niña de 14 años, la investiga un juzgado de Ontinyent e implica a una decena de jóvenes, uno de ellos menor de edad. La segunda, conocida ahora aunque ocurrida en julio pasado, está siendo investigada por un juez de Massamagrell y por la Fiscalía de Menores, ya que los presuntos autores son dos jóvenes de 21 y 22 años y dos menores de 17, mientras que la víctima es una chica de 15 años.

En este momento solo están en prisión provisional cuatro de los adultos acusados de la violación grupal investigada en Ontinyent y el menor de la registrada este sábado pasado, que, obviamente, no está en una cárcel, sino en un centro de la Generalitat Valenciana dado que se le aplica la jurisdicción de menores.