Agentes de la Policía Nacional han detenido en València a dos hombres, de 23 y 30 años, por presuntamente atar y golpear a otro varón, que trabajaba para uno de los detenidos. Al jefe de la víctima le fue localizada además una defensa extensible, arma prohibida.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve y media de la noche, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigieran a una calle del distrito de Patraix en València, donde una persona había sido agredida.

Los policías se presentaron en el lugar y encontraron a dos hombres, la víctima temblorosa y llorando y un amigo que le hacía de traductor, que manifestó que su colega había sido atado a una silla, en el local en el que trabaja, por parte de su jefe y otro hombre, y le habían dado una paliza.

Al parecer su jefe le habría pedido dinero y, al no podérselo dar por no tener, había comenzado a golpearle, arrastrándole a un cuarto en el que fue atado a una silla, para proseguir con la agresión con una barra metálica y palos de madera. Durante la paliza también se encontraba presente un amigo del agresor, que participó en los golpes. Finalmente le quitaron el teléfono móvil y se fueron del lugar.

La víctima, después de un buen rato y usando los dientes, pudo soltarse las cintas de tela con las que había sido amarrada las muñecas y huir del lugar, momento en el que le contó lo sucedido a su amigo y llamar a la policía.

Varias fracturas

Los agentes, ante la situación de la víctima, que casi no se podía mantener en pie, y con las manos visiblemente hinchadas, además en un estado de ansiedad notable, lo trasladaron a un hospital, donde fue atendido de las fracturas en dedo de la mano derecha, escafoides izquierdo, apofisis espinosa C7, seno maxilar izquierdo y hundimiento de pared anterior de seno maxilar, entre otras lesiones, detalla la Jefatura Superior en un comunicado.

Te puede interesar:

Mientras tanto otra patrulla, se dirigió al local en el que habían sucedido los hechos y localizaron en su interior a los dos sospechosos, además de una silla y cuerdas en un cuarto. También observaron un palo de billar, otro palo de madera y una defensa extensible metálica abierta, por lo que los agentes detuvieron a ambos hombres como presuntos autores de los delitos de lesiones, detención ilegal y robo con violencia.

Los detenidos, de origen argelino e indio y con antecedentes policiales, han pasado este jueves a disposición judicial.