Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Aldaia han detenido a un hombre de 45 años tras colisionar con varios vehículos estacionados cuando conducía a gran velocidad.

Los hechos tuvieron lugar sobre las dos y media de la tarde en Aldaia, cuando agentes de Policía Local recibieron un aviso de que un vehículo había colisionado con otros dos que se encontraban estacionados y posteriormente más llamadas alertando de que un coche de las mismas características circulaba de manera errática y a gran velocidad por diferentes calles de la localidad.

Sobre las tres de la tarde, una patrulla de la Policía Nacional localizó el vehículo sospechoso, tras recibir varias llamadas en la Sala del 091,de varios testigos que habían visto el coche en cuestión circulando de manera errática, perdiendo trozos del parachoques por el camino y, posteriormente, estacionando el vehículo para introducirse en un portal.

Los agentes acudieron al domicilio del propietario del vehículo, que les abrió la puerta en aparente estado de embriaguez, manifestando que venía de una comida y tenía el DNI en el coche pero que no sabía dónde tenía las llaves, aunque las mismas estaban colgadas en la puerta.

El hombre, acompañado de los policías, acudió al vehículo para identificarse y, al informarle de que tenía que someterse a la prueba de alcoholemia, este reaccionó gritando "Esto no va conmigo, yo me voy a mi casa, a mi no me contéis películas, sois unos hijos de puta".

"Gran resistencia"

Asimismo, se encaró, cada vez más alterado, con uno de los policías para, posteriormente, intentar irse del lugar, negándose a someterse a la prueba de alcoholemia, por lo que los agentes tuvieron que reducirlo para detenerlo, ya que el hombre ofreció "una gran resistencia", informa la Policía en un comunicado.

Te puede interesar:

Tras su detención, el hombre siguió manteniendo una actitud no colaboradora resistiéndose en todo momento a la acción de los agentes. El vehículo del detenido ha sido intervenido y trasladado al depósito, quedando a disposición de la Autoridad Judicial.

Varios testigos de los hechos reconocieron tanto el vehículo como al conductor. El detenido, de nacionalidad española y con numerosos antecedentes policiales, ha sido puesto en libertad tras tomarle declaración judicial.