La Audiencia Provincial de Valencia ha absuelto de un delito de homicidio al hombre que mató a su hermana tras asestarle 52 cuchilladas en una pelea, al apreciar en su actuación la circunstancia eximente de «miedo insuperable», pues atacó a la víctima al «temer, racionalmente, por su propia vida», como así declaró probado un jurado popular.

La sentencia ha sido dictada de conformidad con el veredicto de no culpabilidad, del que informó en exclusiva Levante-EMV el pasado mes de marzo.

El jurado, por seis votos a favor y tres en contra, declaró probado que el acusado no percibió «otra salida» que esa reacción violenta para garantizar su supervivencia, tal y como dictaminaron los médicos forenses.

Los hechos ocurrieron en el domicilio familiar, en València, el 19 de octubre de 2019, cuando el acusado y su hermana comenzaron a discutir sobre quién hacía la comida. Según recoge la resolución judicial, la víctima, que se encontraba bajo los efectos del alcohol y medicamentos, rompió varios objetos, agarró del cuello a su hermano y le intentó agredir con un cuchillo. El acusado logró arrebatar el arma a su familiar y le asestó con ella decenas de cuchilladas que le causaron la muerte.