Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Implican a dos notarios de Benidorm en una trama para quedarse casas de muertos

La Policía Nacional realiza tres nuevas detenciones, entre ellas la de un fedatario y un gestor, por una estafa de más de tres millones

Dos policías, el pasado año durante uno de los registros de la operación por la macroestafa. | INFORMACIÓN

Dos policías, el pasado año durante uno de los registros de la operación por la macroestafa. | INFORMACIÓN

La Policía Nacional ha detenido a un notario de Benidorm y al dueño de una gestoría de l’Alfàs del Pi por su presunta vinculación con una trama liderada por un abogado benidormí para apropiarse de viviendas y otros bienes de personas de avanzada edad que mueren en la Costa Blanca sin tener herederos. Otro notario de Benidorm presuntamente tuvo un mayor grado de implicación en las irregularidades descubiertas, pero falleció el pasado año durante la investigación.

Los investigadores de la bautizada como «operación Agua limpia» ya detuvieron el pasado año a 15 personas por un fraude de más de tres millones al intentar quedarse con 78 viviendas de fallecidos, estafas que llegaron a consumar en 26 ocasiones . La actuación policial evitó la venta de 32 casas, como ya publicó este diario el pasado noviembre. La trama ponía las viviendas a nombres de «testaferros» mediante la falsificación de poderes notariales o escrituras de donación y luego las vendían a un precio muy superior al pagado para inscribirlas.

Las investigaciones del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial han continuado bajo la supervisión del juzgado de Instrucción número 8 de Alicante y han recabado pruebas contra más implicados en las operaciones inmobiliarias bajo sospecha que han propiciado las nuevas detenciones. Además del notario y el gestor, la Policía detuvo a un vecino de la Marina Baixa considerado «testaferro» de la trama y también tomó declaración en calidad de investigada a la mujer del notario. Tanto ella como su marido quedaron en libertad con cargos tras declarar en dependencias policiales.

El «testaferro» y el gestor pasaron a disposición judicial por delitos de falsificación documental, estafa, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. El juez del caso acordó el ingreso en prisión del gestor y libertad con cargos para el otro detenido.

El entramado delincuencial destapado por la Policía Nacional está asentado principalmente en la Marina Baixa y la Marina Alta y su objetivo durante casi una década, operaban desde 2012, ha sido localizar a personas de avanzada edad que fallecen en estas comarcas sin que conste que haya herederos conocidos. Una vez localizados estos fallecidos se apropiaban de su patrimonio mediante falsedades documentales. Y no sólo se quedaban con viviendas, sino también con productos financieros y dinero de cuentas bancarias.

El abogado de Benidorm considerado como cabecilla de la trama aún está en prisión preventiva desde su detención en agosto del pasado año en Polop. Vicente S. trabajó en el ayuntamiento benidormí y fue condenado en 2014 a seis meses de prisión por falsificar la firma del exconcejal Francisco Saval para adjudicar un contrato municipal para instalar placas solares en las cubiertas del Consistorio del Palacio de Deportes benidormí.

Las últimas detenciones también vinculan al abogado con operaciones inmobiliarias cuya legalidad cuestiona la Policía. Así, la Policía acusa al gestor de l’Alfàs del Pi detenido de participar en la venta fraudulenta de dos propiedades en las provincias de Madrid y Alicante y cifra en 267.000 euros el montante defraudado.

Compartir el artículo

stats