La Policía Nacional ha desmontado en Burjassot un vivero de marihuana, con casi 400 plantas, en el interior del almacén de un estudio de tatuajes de ese municipio de l’Horta Nord, y han detenido a su propietario por un presunto delito contra la salud pública.

El arresto se produjo el jueves de la semana pasada, después de que agentes de la comisaría de Policía Nacional de Burjassot inspeccionaran el local, tras haber recibido denuncias de que se consumía droga en el interior. Durante la inspección, consentida por el dueño, encontraron cierta cantidad de marihuana, por lo que solicitaron la colaboración del perro antidroga de la Policía Local de Burjassot.

De esta manera, encontraron varias bolsas con la misma droga en distintos armarios y, en la parte posterior, un almacén en el que había 380 plantas en plena producción, en un criadero dotado con todo tipo de artilugios para este tipo de plantaciones, dese filtros de carbono a lámparas de alta potencia, pasando por un desinfectador de agua de infrarrojos y un generador de ozono. Tras confiscar la droga, informaron al dueño de que quedaba detenido por un delitro de tráfico de drogas.