Dos robots submarinos y recursos enviados desde otras partes del país se han movilizado para colaborar en la búsqueda de las dos personas desaparecidas al volcar este viernes un barco en el Puerto de Castellón, que permanece cerrado y donde "todos los esfuerzos" se centran en localizar a los trabajadores.

Así lo ha explicado el presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Rafa Simó, en declaraciones a los medios desde el puerto, donde a las 20.30 horas del viernes un barco carguero de 79 metros de eslora y bandera panameña en el que viajaban nueve personas volcó hasta quedar en posición de quilla al sol, es decir, tumbando de costado. La Guardia Civil ha abierto diligencias para esclarecer las causas del accidente, según ha confirmado el instituto armado a Europa Press.

Tres personas resultaron heridas, de las que dos fueron trasladadas al Hospital General de Castelló, donde permanece uno de los trabajadores ingresado en la UCI con pronóstico reservado. También desaparecieron dos personas. Según ha detallado Simó, son un estibador de nacionalidad española de 36 años y un joven tripulante de nacionalidad india de 22 años.

Un amplio dispositivo de rescate se encuentra operativo en estos momentos en el puerto del Grau de Castelló Mediterráneo

La búsqueda de estos dos trabajadores es "la única prioridad ahora mismo" y en lo que se está "gastando todos los esfuerzos", según ha indicado el presidente de la Autoridad Portuaria, que ha asegurado que se están "movilizado todos los recursos que todas las autoridades están poniendo encima de la mesa". "Hay recursos viniendo del resto de España para colaborar en esta operación", ha señalado.

El operativo de rescate está integrado por unas 150 personas y se han sumado dos robots submarinos, uno de la Universitat Jaume I (UJI) y otro de Salvamento Marítimo de A Coruña.

Participan también personal de Capitanía Marítima, la Autoridad Portuaria, la Policía Judicial, Salvamento Marítimo, el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, buzos --incluidos efectivos de Cartagena--, el servicio de emergencias municipal, Cruz Roja, servicios sanitarios de Emergencias y la ONG Stella Maris. Además, se ha activado el equipo de respuesta inmediata de Emergencias (ERIE) de psicólogos de la Cruz Roja para atender a los familiares de los dos desaparecidos.

"Tenemos que entender que es un operativo complicado", ha explicado Simó, antes de precisar que "los trabajos de buzo requieren ciertos tiempos de espera" y son "complicados de por sí". También ha explicado que la carga del buque "dificulta todas las tardeas" porque parte de ella permanece en la bodega del barco, otra está enganchada y alguna ha quedado "desperdigada por el lecho marino".

Sobre si los trabajadores desaparecidos se encontraban dentro o fuera del buque y si se les busca en el interior de la embarcación, el presidente de la Autoridad Portuaria ha indicado que los profesionales del operativo de rescate se han entrevistado con los testigos del accidente para conocer esos detalles y se están "barajando diferentes opciones y zonas de búsqueda", por lo que esta será "lo más intensiva y amplia posible" y abarcará tanto el propio barco como los alrededores del puerto y el fondo marino.

Buque 'Nazmiye Ana'

Se trata, ha detallado Simó, del buque 'Nazmiye Ana', que llegó a Castelló desde Barcelona y se iba a dirigir después a Argelia, con una tripulación de nueve personas de varias nacionalidades, como egipcias, indias y turcas.

Portaba una carga de cerca de 20 contenedores y también mercancía general convencional, sin ninguna sustancia o mercancía peligrosa, ha apuntado el presidente de la Autoridad Portuaria, que detalla que aunque se hayan levantado barreras anticontaminación de forma preventiva, no hay constancia de ninguna fuga de fuel.

Preguntado por el estado en el que se encontraba el barco, Simó ha evitado ofrecer detalles al respecto y se ha remitido a las investigaciones puestas en marcha para determinar las circunstancias. Sí ha precisado que el barco llevaba "varios meses" trabajando con el Puerto de Castelló, aunque no se trata de un buque nuevo.

El responsable portuario ha puesto en valor la "rapidez tanto en la activación como en la ejecución de los protocolos fijados", el Plan de Autoprotección del Puerto y el Plan Interior Marítimo, este último con carácter preventivo por si existiera un escape de combustible, un problema que no se ha dado. "Se ha actuado muy rápido, los hechos lo corroboran", ha asegurado.

También ha destacado que "desde el primer momento" la Autoridad Portuaria ha estado en "contacto directo y permanente con todas las autoridades relacionadas", entre ellas la Subdelegación del Gobierno, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el conseller de Política Territorial, Arcadi España; la alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco; el presidente de la Diputación, José Martí, y el capitán marítimo. A todos ellos les ha agradecido la colaboración