La Policía Nacional identificó la tarde del sábado a doce jóvenes de entre 14 y 20 años tras dar falsos avisos, en un caso incluso alertando del apuñalamiento a una persona, y recibir posteriormente a los agentes a pedradas y con insultos y lanzamiento de botellas y vasos en el parque de Marxalenes de València.

El suceso ocurrió entre las 19 y las 21 horas en las inmediaciones del parque de Marxalenes. Los agentes acudieron hasta el lugar y comprobaron que no había ocurrido nada. A los pocos minutos, varios grupos de jóvenes, que en total sumaban medio centenar de personas, comenzaron a insultar a los policías y a lanzarles piedras, botellas y vasos.

Ante la violencia con la que actuaban los jóvenes, los agentes se vieron obligados a abandonar el lugar y a requerir la presencia de más unidades. Posteriormente, y dado que los jóvenes llegaron incluso a ocupar las vías del tranvía, con el consiguiente peligro de provocar un accidente, la Policía Nacional tuvo que intervenir y desplegar un dispositivo especial.

Tras la intervención, algunos grupos de jóvenes acudieron a la comisaría del distrito de Trànsits como «acto de protesta» por la actuación de los agentes. La Policía tuvo que desplegar más unidades para impedir que esta circunstancia fuese a mayores, lo que provocó la identificación de 12 de los jóvenes.