Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hombre con un bate persigue al acosador de su vecina en Mallorca

El presunto agresor se metió en la casa de su expareja tras romper el cristal de una ventana

Un coche de la Policía Nacional

Un coche de la Policía Nacional

Un hombre armado con un bate de béisbol puso en fuga y persiguió por las calles de La Soledat, en Palma de Mallorcaa un joven que había irrumpido en la casa de su vecina, que la estaba acosando. El residente en el inmueble creyó que se trataba de un ladrón y se enfrentó al intruso, que salió huyendo. Una patrulla de la Policía les vio mientras corrían por la calle y localizó al presunto agresor, que se había escondido debajo de un coche, y que acabó detenido.

El incidente, según informan fuentes de la Policía Nacional, ocurrió a las tres de la madrugada del pasado lunes, en un domicilio de la barriada palmesana de La Soledat. La central del 091 recibió varios avisos alertando de que un intruso había irrumpido en el interior de una vivienda, donde se estaba produciendo un altercado.

Una patrulla de la Brigada de Seguridad Ciudadana se dirigió hacia el lugar con urgencia, pero antes de llegar se encontró con un joven que corría por la calle, perseguido por un hombre que llevaba en la mano un bate de béisbol.

Los policías fueron detrás de estas dos personas para tratar de evitar una posible agresión. El perseguidor les pidió que arrestaran al joven, que se había ocultado debajo de un vehículo.

Según les explicó el hombre, poco antes había oído ruido de cristales rotos y una fuerte disputa en la casa de su vecina. Se pensó que había entrado un ladrón en el domicilio, por lo que cogió un bate de béisbol y fue en auxilio de la mujer. Al verle, el intruso se escapó corriendo y él había salido en su persecución.

Los policías acudieron entonces al domicilio de la mujer, y descubrieron que el relato del hombre del bate no era del todo exacto. El intruso era la antigua pareja de la mujer. Según les explicó la víctima, esa noche había recibido numerosas llamadas a su teléfono móvil por parte del joven, que pretendía que reanudasen su relación. Posteriormente el hombre había acudido a su domicilio y llamó insistentemente al timbre, hasta que lo estropeó. La joven se negó a abrir la puerta, y el individuo irrumpió por la fuerza en la vivienda tras romper los cristales de la ventana.

El hombre llegó a sujetar por los hombros a la víctima mientras insistía en que volviera con él. Fue entonces cuando apareció su vecino con el bate de béisbol, y el agresor huyó.

Tras escuchar las diferentes declaraciones sobre lo ocurrido, los agentes de Policía arrestaron al intruso, un colombiano de 29 años, como presunto autor de los delitos de allanamiento de morada y coacciones.

Compartir el artículo

stats