Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Reconstruyen el asesinato machista de una joven italiana en Ibiza

Las declaraciones de testigos y las grabaciones de las cámaras de seguridad arrojan luz sobre lo ocurrido esa fatídica noche en un hotel de Platja d'en Bossa

Policías buscan pruebas en la habitación el mismo día en que sucedieron los hechos.

Policías buscan pruebas en la habitación el mismo día en que sucedieron los hechos.

No hay ninguna duda de lo que ocurrió el pasado 3 de junio en un hotel de Platja d'en Bossa, en Ibiza, fue un asesinato machista. La investigación policial concluyó que Kamil Archane arrojó a su novia Elena Livigni Jiménez al vacío desde un cuarto piso y poco después se tiraba él también. Ambos fallecieron.

La pareja, él de 26 años y ella de 21, se encontraba de vacaciones en Ibiza y no existía ninguna denuncia previa de malos tratos. Hasta ese fatídico día de junio, cuando a las 4.30 de la madrugada tenía lugar el feminicidio y posterior suicidio de Kamil.

Hoy la prensa italiana, con información de la Policía Nacional que ha investigado el caso, reconstruye los hechos del suceso.

Posesión patológica de él

El motivo del asesinato aún está por aclarar, pero las hipótesis policiales apuntan a la posesión patológica de Kamil sobre Elena.

Todos los elementos recogidos por la policía, informa el Corriere della Sera, apuntan al feminicidio. Los investigadores excluyeron el accidente, hipótesis que había sido planteada por la madre de la joven de 21 años.

La Policía Nacional tiene en su poder las imágenes de una cámara de videovigilancia situada frente al hotel, dirigida a los pisos inferiores, que grabó parte de la caída de la pareja: primero cae ella y, 12 segundos después, su asesino.

Las autopsias no revelaron rastros de alcohol o drogas en ninguno de los cuerpos. Según el relato de un hombre que dormía en la habitación de al lado y fue despertado hacia las 4 de la madrugada por los gritos de la pareja, hubo una discusión esa noche en la habitación de ambos.

Otro elemento que publica la prensa italiana es que esa noche Elena iba completamente vestida y con zapatos, mientras que Kamil sólo llevaba calzoncillos. Además, la policía encontró la maleta de la chica sobre la cama, ya preparada para marchar, aunque los dos habían llegado a Ibiza ese mismo día.

Estas pistas sugieren la voluntad de la joven de 21 años de interrumpir las vacaciones y volver a Barcelona, donde vivía y estudiaba en la universidad.

Según los investigadores españoles, el motivo del crimen machista hay que buscarlo en los celos de Kamil. El relato de los amigos de Elena apunta a que su relación, nacida en febrero, se caracterizó por las broncas de él a causa de los celos.

Teléfono 016

Teléfono gratuito y confidencial que está operativo las 24 horas del día. Atiende en 51 idiomas a posibles víctimas en todo el territorio nacional.

Compartir el artículo

stats